Sinesgarritasuna eta ospea arriskuan

txuscanpresidenteAste bakar batean, nahi gabe izanda ere, erabat erlazionatuta dauden bi gertakari izan ditugu. Alde batetik, komunikazioan diharduten profesionalei, euskaldunei bereziki baina beste erkidegoetakoei ere, Almeriako bi kazetarik izandako jarrerak ustekabean hartu gintuen.  Euskeraz botatako galdera bati hizkuntz horretan erantzuten ari zen futbol entrenatzaileari erderaz egitea exijitu zioten ez zutelako ezer ez ulertzen. Futbol taldeko prentsa arduradunak, kasu hauetan erabiltzen den “protokoloa” azaldu zuen… gainontzekoa, badakizue…prentsaurrekoa bukatu zen, etab. Beste gaia, ia egun berdinean,  Prentsa Askatasunaren Munduko Eguna izan da. Gure lanbidea ardura maximoarekin aurrera eramateko bermea aldarrikatu zen, adibidez, herritarrek egiazko informazioa eta informazio independentea jasotzeko eskubidea zaintzea.

Nire ikuspuntutik ireki den eztabaida hurrengo hau da, informazioaren zein aldarrikapen sustatzen dugu horretan lan egiten dutenek gizabiderik eta kulturarik gabe, larderiarekin (“bere etxean daude eta taldetxo bat da”) eta kirats xenofoboarekin haritzen badira? Tente jarri gaitezke eta indar faktikoei gure lana eta profesionalei errespetatzea eska diezaiekegu, baina gure iturri direnen adierazpen-askatasuna errespetatzearekin bat, horiek ez badituzte euren ardurak betetzen, gure sinesgarritasuna eta ospea galtzea justifikatuta egongo da.


 

CREDIBILIDAD Y PRESTIGIO, EN PELIGRO 

En sólo una semana han ocurrido dos hechos que, sin quererlo, están perfectamente relacionados. Por una parte, los profesionales de la información, especialmente los vascos pero también de otras comunidades , nos vimos desagradablemente sorprendidos por las formas empleados por dos periodistas almerienses que exigían a un entrenador de fútbol que contestaba en euskera a una pregunta realizada en  ese idioma, que lo hiciera en “español” ya que no entendían nada. El jefe de prensa del club deportivo explicó correctamente el “protocolo” que se lleva a cabo en este tipo de casos…el resto ya lo sabéis…se acaba la rueda de prensa, etc. El otro tema, casi coincidente en fechas, ha sido la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, donde se han  reivindicado garantías para ejercer nuestra profesión con la máxima responsabilidad, como  protectores del derecho de los ciudadanos a recibir la información independiente y veraz

El debate que se plantea, bajo mi punto de vista,  es: ¿ sobre qué grado de garantía informativa promovemos si, quienes la ejercen, se comportan sin educación, sin asomo de cultura, bastante prepotencia (están en “su casa y es un equipillo”) y tufillo xenófobo?. Podemos ponernos dignos y exigir a los poderes fácticos que respeten nuestro trabajo y a los profesionales pero, si estos mismos no ejercen su responsabilidad, acompañada del respeto máximo a la libertad de expresión de quienes son nuestras propias fuentes,  nuestra pérdida de credibilidad y prestigio va a estar más que justificada.

Txuscan Coterón. Periodista, Presidente de la AVP-EKE y Decano del CVP-KEE 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s