Periodistas de raza, te adaptas o te mueres

Nekane Vado

El periodismo en la historia española comienza en el siglo XV, en forma de manuscritos. Con la llegada de la imprenta, se editan las primeras gacetas. En 1966 aparece la Gaceta de Madrid, que se denominará hasta 1789 “Periodismo viejo”, una prensa dominada por el Estado. Los Mass Media, como se conocen, comienzan en el siglo XIX y se abre a la prensa de empresa, que competirá con la prensa obrera y la prensa de partidos. A partir de 1898 se inicia una crisis, que va en aumento, hasta la Guerra Civil. Durante tres décadas seguidas a esta contienda se verá un despliegue de la Libertad de Expresión un tanto atípica ya que, paralelamente, se establecerán normas de control de los medios.

No será, hasta la Constitución de 1978, cuando se creen grandes empresas de comunicación. Nacen así los grandes grupos empresariales: Prisa, Zeta, Vocento…  agencias y medios audiovisuales que competirán con la Radio-TV pública.

La primera Ley de Prensa data del 26 de junio de 1883. Fue el Real Decreto Ley 77 sobre Libertad de Expresión. La Ley Orgánica de 1984 regula el derecho de rectificar y otra ley de ese mismo año regula las ayudas a empresas periodísticas y agencias informativas.

Esta visión de periodistas de raza, que vivieron la profesión entre despachos que rozaban demasiado la humildad, con aquellos que salían de altos abolengos; dista mucho de parecerse a las actuales líneas de complicidad con el lector o usuario de los medios de comunicación actuales. De cualquier forma, hacer una comparativa de aquellos canales que se inician en el siglo XV español, con los comienzos de una prensa empresarial del siglo XIX o el corte de realidad con una contienda Civil en los albores del siglo XX; puede parecer un ejercicio de basta calidad, ya que nada parece indicar que exista relación alguna entre siglos, si no es por la capacidad de utilizar la Libertad de Expresión como estandarte para la divulgación de noticias y referencias.

La segunda parte de esta realidad pasa por la adaptación. “The New York Times” realiza un informe interno, en mayo de 2014, donde se alertaba que el periódico estaba poniendo demasiado tiempo y energía en la portada de la edición de papel y su ventaja competitiva estaba disminuyendo. Un año después, con un giro en su actuación, este medio bajo la premisa de “te adaptas o mueres” ha conseguido crecer un 28% en su tráfico digital y un 50% la audiencia a través de los móviles.

Esta es una referencia muy interesante, que viene a demostrarnos que este siglo XXI será el reto, por excelencia, para los Mass Media, incluso para los de fuente pública; dónde el cambio de emisión deberá adaptarse a los nuevos receptores. Creo, particularmente, que el nuevo modelo desbancará definitivamente a los viejos, y a veces más lucrativos que informativos, medios de comunicación, arrastrados en sus siglos de historia. En el caso español, tenemos el diario líder “El País” que sigue con su versión en papel envejecida y la histórica cabecera del “ABC” atrapada en su pasado.

Quiero dar dos datos importantes para avalar esta teoría: Sobre 3.000 encuestados en EE.UU. nacidos entre 1981 y 1996, el 61% sigue las noticias diarias por Facebook. Si a eso le añado que la lectura de periódicos ha caído, en todo el mundo, un 25% en los últimos cuatro años ¿quién se atreve a no vaticinar que este siglo XXI es el final del periodismo de raza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s