Interpretación e investigación, principal salida del diario escrito

Nekane Vado.- En los últimos tiempos se han levantado multitud de voces sobre cómo debe ser el periodismo, tanto en la figura del profesional como en la trascendencia del medio. El peor parado es el diario escrito que deberá basar su futuro en la interpretación e investigación, alejándose así de la inmediatez de las redes sociales. Así lo entiende el periodista y profesor catalán Antoni Bassas (Barcelona 1961) que recientemente ha participado en las Jornadas de Innovación y Calidad Periodística celebradas en la Universidad Internacional de Catalunya. Bassas, que ha trabajado en radio, tv y diario, obtuvo el Premio Ondas, entre otros y dirige el periódico catalán “Ara”. No ve problema en el periodismo radiofónico: cocinado a fuego lento, recubierto de grandes innovaciones multimedia.

Bassas es consciente de que “hoy todos podemos ser emisores, pero ser emisor no significa ser periodista”. El miedo a la profesión, denostada con los tiempos, debe ser eliminado del directorio profesional, asumir que ser periodista es una actitud y que no tiene horario. “El periodismo tiene la capacidad de traducir realidades complejas en realidades comprensibles” ha dicho. El criterio propio, qué contar, qué palabras utilizar. Para interesar al lector debe existir una preparación social, intelectual y tecnológica. Es elemental dar vueltas a las cosas, cuestionarse las versiones oficiales.

LOS CINCO SENTIDOS DEL PERIODISTA

Ryszard Kapuscinsky (1932-2007) fue un periodista, escritor y fotógrafo polaco que recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en el 2003. Lo traigo a colación ya que en ese mismo año publicó: “Los cinco sentidos del periodista: (estar, ver, oír, compartir, pensar)”, un excelente libro creador y recreador de consciencias; una clara manifestación de afecto y respeto por el prójimo. Es una interesante aportación a la profesión, que ha dado la vuelta al mundo. Kapuscinsky decía que “al periodista le hacen los lectores, el hecho de que quieran leer una realidad contada por ti, no un título, ni aquel que te da trabajo”. Muy buena apreciación, ya que detrás de todo profesional de la comunicación están sus lectores, oyentes, televidentes… que son quienes, a fin de cuentas, utilizan su reciprocidad para crear comunicación.

NUNCA SE APRENDE DEL TODO A REDACTAR

Don Murray, escribía en el Boletín de la Sociedad Americana de Directores de Periódicos que: redactar no se hace más fácil con la experiencia, pues uno siempre está elevando su propia exigencia cada vez que se aprenden nuevas formas de decir lo mismo. Nunca se aprende del todo a redactar, siempre se está aprendiendo.

La verdad es que me alegro, ya que un comunicador, sea en el medio que sea, necesita una gran dosis de curiosidad que le llevará, de forma certera, al aprendizaje, a la investigación y a la interpretación que le diferenciarán de las nuevas tecnologías, basadas en la inmediatez, en la sencilla rapidez de palabras, a veces, poco trabajadas.  Redactar es otra cosa, ser periodista también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s