Viaje al corazón de la innovación

DSC_2444

La planta de Val-de-Reuil se inauguró en 1991 para fabricar Imodium, un producto especializado. En 1988, la planta comenzó con la fabricación de cosméticos, lo que hoy constituye la mayor parte de su actividad. En general, el centro abarca casi 27 hectáreas y consta de dos unidades de producción de cosméticos y productos farmacéuticos, así como de un centro de investigaciones (Foto: Nerea Garay)

El centro de Val-de-Reuil de Janssen, en la región de Normandia (Francia) se sitúa a la vanguardia de la investigación en oncología y enfermedades infecciosas

La compañía anuncia el lanzamiento de diez nuevos fármacos en los próximos cinco años, al tiempo que apuesta por la prevención de dolencias

Nekane Lauzirika. Val de Reuil (Normandia, Francia). De la investigación básica a la Innovación Abierta. De la innovación para tratar a pacientes a la innovación que puede prevenir y evitar enfermedades. Éste es el leit motiv de la compañía Janssen, perteneciente al grupo Johnson & Johnson, que se ha marcado como objetivo para los próximos cinco años lanzar al mercado diez nuevos fármacos, según anunció Ludo Lauwers, vicepresidente del consejo de administración de la compañía en un encuentro con los medios de comunicación europeos, en el centro de Val-de-Reuil. Situado en la región de la Normandia francesa, este centro de la compañía farmacéutica se halla a la vanguardia de la investigación en oncología y enfermedades infecciosas.

DSC_1066

Dan Tovar de Janssen en Francia, Jeanne Bolger, de IC Londres; Martha Carrulther, directora de Marketing de Janssen; Bernard Vanhove, consejero delegado de Effimune, y Ludo Lauwers, vicepresidente del Consejo de Administración de Janssen y Jérome Guillemont, director de I+D de Janssen. (Foto: Nerea Garay)

En opinión de Lauwers la respuesta más correcta a la demanda de los pacientes se va a conseguir con una colaboración multidisciplinar, desde investigación básica, investigación aplicada, hospitales, universidades, empresas, académicos y la industria farmacéutica, incluida la biotecnológica. En este sentido hizo un llamamiento a los Gobiernos para que se impliquen en este modelo de investigación. “´Con la colaboración de los Gobiernos es la única manera de poder trasladar los medicamentos a los pacientes en el menor tiempo posible”, sentenció. En la estrategia de investigación y desarrollo de Janssen otro de sus objetivos se centra en la prevención. “Necesitamos prevenir las dolencias. El foco debe estar en encontrar la vía de activación y evitar que sucedan”, subrayó Lauwers.

El centro de investigación de I+D de Val-de-Reuil en Francia, el segundo mayor del grupo en Europa, después de Beerse en Bélgica, muestra la apuesta de la compañía por la innovación. Ëste cuenta con más de 44 empleados, 19 de ellas en química medicinal para oncología, 10 en química medicinal para infectología y 15 en cromatografía preparatoria, modelado molecular y operaciones. “El centro es conocido por su experiencia en el campo de las quinasas en oncología y por sus logros en las áreas de la tuberculosis multirresistentes con Sirturo (bedaquilina) y del VIH/SIDA con Edurant (rilpivirina)”, aseguró Jean Michel Argoullon, director de I+D de Janssen.

Trabajan en un nuevo antibiótico

Enmarcado en su estrategia de innovación, Lauwers reconoció que su compañía está trabajando en estos momentos en el desarrollo de un nuevo antibiótico. “Se están dando pasos adelante gracias a la iniciativa europea sobre Medicamentos Innovadores (IMI), organizada por la Comisión Europea y la Efpia (la patronal del medicamento innovador de la Unión Europea)”.

Como recalcó Argoullon, “en los últimos años, Janssen ha instaurado una política de innovación abierta en la que la investigación interna cuenta con el apoyo de diversos acuerdos de cooperación con universidades, empresas de biotecnología, compañías emergentes y otros socios externos en los campos de la química farmacéutica, la biología y la biofísica”.

Entre las innovaciones desarrolladas recientemente en el centro de investigaciones de Val-de-Reuil se encuentran un inhibidor de las quinasas (receptores 1-4 del factor de crecimiento fibroblástico), que está en la segunda fase de desarrollo clínico para el cáncer epitelio urinario, y un nuevo antibacteriano para Staphylococcus aureus. El centro también ha obtenido resultados prometedores en el desarrollo de un tratamiento para el virus del dengue.

DSC_2433

El departamento de I+D de Janssen está organizado en cinco áreas terapéuticas. Además de los cánceres y enfermedades infecciosas que se estudian en Val-de-Reuil, también se investigan enfermedades del Sistema Nervioso Central, inmunológicas, cardiovasculares y metabólicas (Foto: Nerea Garay)

Hacia los biomarcadores en Oncología

Varios de los proyectos de Val-de-Reuil se han dedicado a inhibidores de las quinasas, enzimas que regulan la actividad celular. “Otro proyecto en la fase II de desarrollo se refiere a los inhibidores de las histona-desacetilasas, proteínas esenciales para la regulación de la transcripción genética”, subraya Patrick Angibaud, responsable del equipo de Janssen Oncology Research.

En esta misma línea se refirió al otro gran reto al que se enfrentan en oncología: la introducción “lo antes posible” del desarrollo de biomarcadores. “La idea es pensar en cómo vamos a seleccionar los pacientes con máximas probabilidades de responder al tratamiento sobre la diana que hayamos decidido explorar. Por ello, al tiempo que desarrollamos el fármaco candidato, tenemos que desarrollar pruebas que nos permitan identificar a aquellos pacientes con posibilidades de responder al tratamiento positivamente”, explicó.

DSC_2437

En vacunas tiene previsto presentar ante las autoridades reguladoras la solicitud de comercialización del antígeno contra el ébola desarrollado por la compañía. (Foto: Nerea Garay)

Enfermedades infecciosas

En el área de enfermedades infecciosas los futuros lanzamientos de la compañía se centran en el VIH. En concreto cuenta con varios fármacos para esta patología en fase III. Prezistra, una combinación de darunavir, cobicistat, emtricitabine y tenofovir alafenamide; Edurant, para pacientes pediátricos y otras dos combinaciones Edurant Str ((rilpirivine Y dolutegravir) y Edurant Str (ripirivine, emtricitabine y tenofovir alafenamide).
En Sistena Nervioso Central cuenta con un fármaco, aprobado ya en Estados Unidos y en fase III en Europa para la esquizofrenia (Invega Trinza). En este área, Lauwers subrayó que el Alzheimer está en el centro del interés investigador de la compañía.

El departamento de I+D de Janssen está organizado en cinco áreas terapétuicas. Además de los cánceres y enfermedades infecciosas que se estudian en Val-de-Reuil, también se investigan enfermedades del Sistema Nervioso Central, inmunológicas, cardiovasculares y metabólicas. Estas cinco áreas terapéuticas funcionan como empresas emergentes con sus propias unidades de investigación, que se encargan de todas las fases de proyectos, desde la búsqueda de compuestos nuevos hasta el desarrollo clínico, como apuntó Ludo Lauwers. Sin embargo, aunque cada área gestiona sus propios proyectos de investigación, existen en el grupo pasarelas y plataformas gracias a una unidad denominada Discovery Sciences, cuyo objetivo es el de suministrar competencias y equipos expertos capaces de responder a las expectativas comunes de las diferentes áreas terapéuticas.

De cara a 2019 Janssen espera poder obtener la aprobación para 13 fármacos en cuatro áreas: en inmunología, en Sistema Nervioso Central, oncología y en infecciosas: la vacuna del Ébola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s