Los consumidores españoles compran más, pero la cesta es ahora más económica

El informe Nielsen 360 constata que el descenso de precios del gran consumo, en 2014 ha sido del 1,1%, lo que ha empujado a comprar un 0,7% más, tanto en fresco como en envasado. Los primeros meses de 2015 confirman esta tendencia.

Fruteria

Por MC

La cesta de la compra está más llena que hace un año gracias a que es más económica. Es decir, se compra más por menos. Según el informe Nielsen 360, el descenso de precios del gran consumo, del 1,1%, empujó a los consumidores a comprar un +0,7%, dos puntos más que el año anterior. Sin embargo, esto no es suficiente para que crezca el conjunto del mercado, estimado en 70.000 millones de euros, repartido entre envasados (49.000 M) y frescos (21.000 M), lo que representa un 0,4% menos que en 201. Esta caída de precios tuvo en los productos frescos su principal protagonista. Con un descenso medio del 1,8% en su importe final, las compras se incrementaron un 0,6% en volumen de ventas. Las frutas y verduras fueron las que más crecieron, el 2,9% y el 1,8%, respectivamente, gracias a un descenso de precios en torno al 5%. Por su parte, los envasados también se abarataron de media el 0,8%, mismo porcentaje de aumento de compra por parte de los consumidores. “La alimentación no se mueve por los mismos patrones que el textil o la electrónica, sino que son necesidades básicas. Es un mercado inelástico: en años de bonanza el mercado crecía un 5%, pero es difícil que esto se repita porque ni la población va a aumentar, ni a corto plazo tendremos inflaciones del 2% como entonces”, apunta el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez.

Hipersensibilidad al precio
Con respecto a la evolución de los primeros compases del año, 2015 ha arrancado con un crecimiento de la demanda del 2,1% en enero y febrero, aunque se mantiene la dinámica de deflación. Este ejercicio viene también marcado por la reforma fiscal, que representa una rebaja en el IRPF de 170 euros de media por contribuyente, lo que representa una importante inyección de liquidez para el conjunto del consumo.

A pesar de que los precios descendieron, los españoles percibieron precisamente lo contrario. Tres de cada cuatro cree que la alimentación se ha encarecido. Esta paradoja tiene su explicación en que la renta disponible de los hogares españoles no ha mejorado sustancialmente en 2014, por tanto su capacidad de gasto ha seguido estando muy limitada.
Estas dificultades económicas propician que dos de cada tres consumidores reconozcan comprar sólo lo justo y prescindir de lujos. Además, otro 66% de consumidores afirma conocer el importe de la de los productos que compra y darse cuenta de los vaivenes de precios. “Es la hipersensibilidad al precio que ha adquirido a raíz de la crisis y con visos de quedarse cuando la situación mejore”, apunta Núñez.

Por otro lado, alerta sobre la importancia de diseñar bien las promociones, con un claro enfoque cliente. Así, por ejemplo casi una cuarta parte de los hogares tiene un miembro y más del 50% tiene uno o dos. A estos hogares no les interesa las promociones de peso o carga.

LA INNOVACIÓN EN EL GRAN CONSUMO SE ESTANCA DESDE 2006

2014 ha sido el octavo año consecutivo de bajada de la innovación y en el que ha habido menos lanzamientos de productos nuevos desde que se publica el ‘Radar de la Innovación’ del sector del Gran Consumo (alimentación, bebidas, droguería y perfumería personal), por Kantar Worldpanel. Según el informe de esta consultora especializada se han llevado a cabo 108 innovaciones, un 16% menos que el año anterior y un 31% menos que en 2010.

Alertan que si añadimos los cuatro años de descenso que detectó la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, CNMC, en su informe de 2011, son ya ocho años consecutivos de bajada. En esta radiografía de la innovación, el 87% de los nuevos productos corresponde a las Marcas de Fabricante (MDF), “si bien es verdad que cada vez tienen menos incentivos para innovar al no contar con el apoyo de algunas cadenas líderes de distribución”, apuntan desde Kantar Worldpanel.

Según la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) el sector del Gran Consumo creció un 2,7% en 2014 gracias a las exportaciones, ya que la demanda interna se contrajo un -2,9%. “Se trata del primer sector industrial de España y segundo en importancia de la economía, tras el turismo, por lo que la innovación es clave para la recuperación general de la economía del país. Más aun teniendo en cuenta que los mercados con mayor nivel de innovación crecen cuatro veces más que los poco innovadores”, apuntan desde la Federación.

Tendencia preocupante
A pesar de que la innovación sigue siendo la mejor palanca de crecimiento al generar más volumen y valor, en 2014 sólo llegaron al mercado 108 innovaciones, siendo el año con menos lanzamientos desde que se publica el estudio. En 2013 fueron 128, lo que significa un descenso del 16%. En opinión de Promarca, asociación que participó en la presentación de este informe, “la tendencia es cada vez más preocupante en España”.

El ´Radar de la Innovación´ de Kantar Worldpanel señala también que, un año más, el esfuerzo innovador es propiedad casi exclusiva de las Marcas de Fabricante, autoras del 87% del total de las innovaciones lanzadas al mercado en 2014. Las Marcas de la Distribución (MDD) representan sólo el 13% del total. Incluso, en categorías como perfumería y droguería, no ha habido ninguna innovación por parte de las MDD y todas corresponden a las MDF.

Different bread loafs and baguettes on a white background

Different bread loafs and baguettes on a white background

ESPAÑA ES EL PAÍS EUROPEO QUE MÁS CRECE EN EL MERCADO DEL PAN

El informe sobre tendencias de mercado 2014 de la Asociación Internacional de la Industria de la Panadería, Aibi, muestra que el crecimiento del sector en España supera el comportamiento de cualquiera de los otros 14 países analizados (Alemania, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Eslovenia, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Rusia, Turquía y Ucrania).

Esta industria estará representada, a través de 336 empresas –de las cuales más de 200 son extranjeras, procedentes de 20 países diferentes–, en Intersicoop, Salón Internacional de Panadería, Confitería e Industrias Afines, organizado por Ifema, coincidiendo con el Salón de Gourmets.

Un valor al alza
Según Asemac, Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería, la industria de la alimentación y bebidas es la primera rama industrial dentro de la economía española y ahí enmarcan el potencial de la industria del pan. Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente cifró en aproximadamente 1.700 millones de kilos el consumo de pan en toda España durante 2013, unos 37 kilos de pan por persona al año, últimos datos oficiales publicados al respecto.

Este consumo muestra un valor al alza respecto a los años precedentes, así como un aumento tanto del pan fresco como congelado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s