¿Ha llegado, al fin, la hora de las mujeres en la literatura?

DOCU_GRUPO

Txani Rodríguez, periodista y escritora / Foto: El Correo

Nekane Vado. Las obras escritas por  mujeres comienzan a ser visibles en las listas de los libros más vendidos. Reconocimiento y visibilidad, dos premisas muy interesantes para la periodista y escritora vasca, Txani Rodriguez (Llodio 1977) quien analiza para Elkar la situación de la mujer en el mundo literario. La pregunta sale al aire: ¿ha llegado, al fin, la hora de las mujeres en la literatura? Y la respuesta no es lo contundente que quisiéramos: “se publican muchos títulos escritos por mujeres, pero si preguntáramos por las firmas literarias más prestigiosas, me temo que las respuestas seguirían conjugando el masculino”.

Txani Rodriguez ha escrito comics, dos obras de literatura infantil, así como novela y relato y ha sido reconocida con varios premios. El pasado mes de enero comenzó a impartir un curso de narrativa en la prestigiosa Escuela de Escritura de Barcelona, donde más de un centenar de alumnos ven publicadas sus obras todos los años.

Se muestra contenta y orgullosa al recordar la concesión del último Premio Nobel de Literatura a Svetlana Alexiévich (escritora y periodista bielorrusa), autora de “Voces de Chernóbil”; la incursión en los puestos de honor en las listas de los libros más vendidos en euskera por parte de Katixa Agirre, por su “road novel” Atertu arte itxaron; y para el poemario “Orain hilak ditugu”, de Karmele Jaio; y la dilatada carrera de la gasteiztarra Toti Martinez, que lleva años apostando por los puestos de los libros más vendidos.

Dice Txani que a nombres asentados como el de Luisa Etxenike o María Eugenia Salaverri, se unen los de tres bilbaínas: Nere Basabe, con su interesante novela que explica los años del ladrillo y del chanchullo inmobiliario, “El límite inferior”; Aixa de la Cruz que nos inquieta con un libro de relatos en los que la violencia y la crueldad irrumpen en situaciones inesperadas, “Modelos animales”; y Gabriela Ybarra con su novela autobiográfica donde la autora trata de comprender su relación con la muerte y la familia, “El comensal”.

La lista se alarga cada año, se profundiza en la gruesa lista de libros que buscan salida comercial. El mercado literario grita, solloza a lágrima viva y la mujer escritora ve como se complica su incursión en una salvaje maraña de letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s