Begirunea eta errespetua / Consideración y respeto

Joan den apirilaren 9an Cartagenan FAPEren LXXV. Asanblada izan zen. Bertan, kazetarien estatu-erakunde honek garatutako jarduera birpasatzeaz gain, gure lanbiderako oso garrantzitsuak diren beste gai batzuk ere jorratu ziren. Beren erakundeek ordezkatutako 21.000 kazetari baino gehiagok hauxe eskatu zuten, beste gai bazturen artean: bekadunak derrigorrez ordainduak izateko araudiaren aldaketa eta kazetarientzako soldatarik gabeko lana eskaintzen duten enpresen aurrean ofizialki protesta egin; Administrazioari, bere prentsa kabineteetako lanpostuak betetzeko beharrezko lizentziaturak eskatu; EBri bere baitan prentsa-lanak jorratzen dituztenentzat bermeak eskaini eta kazetari librearen papera zalantzan jaretzen duen edozein ekintza errefusatu. Sinestezina dirudien arren, XXI.mendean kazetariok administrazioari eta enpresei gu duintasunez eta errespetuz tratatzea eskatu behar diegu oraindik ere. Gure lana kontutan hartzea eta… ordaintzea.

Badirudi denbora pasatu ez dela edota ogibide hau berriki asmatu dela eta honen lan-aintzatespenerako lehen kudeaketen hasieran gaudela. Eta egoera honek ez du harremanik  guztia justifikatzen duen krisiarekin. Honek guztiak kazetaritza dirua eta boterea lortzeko tresna dela pentsatzen dutenekin -eta balore demokratiko eza dutenekin-  harremana du. Ezertan sinisten ez dutenak, soilik euren kontu korrontean eta besteok dena zor diegula uste dutenak. Neketsua dirudien arren, elkarte eta elkargo profesionaletatik merezi dugun begirunez tratatuak izateko eskubidea aldarrikatzen jarraituko dugu. Ez gehiago eta ez gutxiago.


El pasado 9 de abril se celebró en Cartagena la LXXV Asamblea General de la FAPE en la cual, además de repasar la actividad desarrollada por esta organización estatal de periodistas,  se trataron diversos temas de extremo interés para el ejercicio y desarrollo de nuestra actividad. Los más de 21.000 periodistas representados por sus organizaciones solicitaron, entre otros temas, la modificación  de la normativa para que los becarios sean obligatoriamente remunerados y protestar oficialmente ante las empresas que ofrecen trabajo sin sueldo para periodistas; pedir a la Administración que exijan la oportuna licenciatura a los aspirantes a cubrir puestos en sus gabinetes de prensa; solicitar a la UE garantías para quienes ejercer tareas de prensa en su seno y rechazar cualquier tipo de acción que ponga en entredicho el papel del periodista libre. Aunque parezca increíble, en el siglo XXI  los periodistas  nos vemos en la obligación de exigir a las administraciones y a las empresas que nos traten con dignidad y respeto. Que valoren nuestro trabajo y…que lo paguen.

Es como si el tiempo no pasara o que se acabase de inventar este oficio y se iniciasen las primeras gestiones para su reconocimiento laboral. Y, tampoco, esta situación  tiene que ver con la crisis económica que parece que todo lo justifica. Todo esto tiene que ver con la falta de valores democráticos de quienes creen que el periodismo es una herramienta para conseguir dinero y poder. De los que no creen en nada, excepto en su cuenta corriente, y piensan que los demás se lo debemos todo. Aunque parezca “cansino” desde las asociaciones y colegios profesionales vamos a seguir reivindicando nuestro derecho a que se nos trate con la consideración que merecemos. Ni más, ni tampoco menos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s