‘Mozal Legea’ren urteurrena / Una año de ‘Ley Mordaza’

Urte bat pasatu da Partido Popularreko gobernuak Herritarren Segurtasun Legea, ‘Mozal Legea’ izenaz ezagunagoa dena, ezarri zuenetik. Urte bat non Axier Lópezek, Argia aldizkariko euskal kazetariak, informazioaren profesionalei ezarritako isun zerrenda inauguratu zuen bere lana egiteagatik, hain zuzen ere.

Ia estamentu politiko eta sozial guztiek, Eusko Legebiltzarra barne, Mozal Legea gogorki kritikatu dute eta ‘The New York Times’ bezalako nazioarte mailako komunikabideek “Francoren erregimenaren egunik txarrenak ekartzen ditu burura eta nazio demokratiko batean ez da horrelakorik ulertzen” adierazi zuen. Era berean eta 12 hilabeteotan ikusi ahal izan dugunez,  kazetariak eta komunikabideak orokorrean, bere informatzeko lana garatzerakoan ahultasun juridiko egoeran aurkitzen dituzte euren buruak.

EKEk eta KEEk askotan errepikatu dute, baita ere Argiako beste kazetari bat, Gorka Bereziartua, Ertzaintzak kolpatu zuenean ekintza polizial bat grabatzen ari zela. Informazioaren profesionalek autoerregulaziorako neurriak ditugu, gure arau eta kode deontologikoen bidez arautuak eta ez dugu beste neurru berririk behar.

Askatasunez lan egitea eskatzen dugu. Ez dugu lege errepresiogile gehiagorik behar. Demokrazia duen herria nahi dugu eta hau soilik lortzen da gertatutakoa kontatzeko beldurrik ez duten kazetari eta kazetaritzarekin. Eta ez erregimen totalitarioetako kutsua duten lege zentzugabeekin.


 

UN AÑO DE “LEY MORDAZA”

Ha transcurrido un año desde que el gobierno del Partido Popular instauró la Ley de  Seguridad Ciudadana, más conocida por ‘Ley Mordaza’. Un año en el que precisamente un periodista vasco, Axier López, de la revista Argia,  fuera quien “inaugurase” la relación de multas a profesionales de la información por  hacer, única y exclusivamente, su trabajo.

Esta ‘Ley Mordaza’ que ha sido duramente criticada  y rechazada por la práctica totalidad de los estamentos sociales y políticos, incluido el Parlamento Vasco, y que medios tan relevantes internacionalmente como ‘The New York Times’ ya comentaron en su día que “trae recuerdos de los peores días del régimen de Franco y no procede en una nación democrática”,  ha confirmado durante estos 12 meses transcurridos desde su aprobación, que esta ley pone a los periodistas y a los medios en general, en una situación de total vulnerabilidad jurídica a la hora de realizar el trabajo de informar.

La AVP-EKE y el CVP-KEE lo ha dicho reiteradas veces, también cuando hace unas semanas otro periodista de Argia, Gorka Bereziartua, fue agredido por la Ertzaintza cuando grababa una actuación policial. Los profesionales de la información contamos con medidas de autorregulación, a través de nuestras normas y códigos deontológicos, así como por  la propia legislación vigente que contempla medidas y penas suficientes ante casos semejantes y no son necesarias nuevas “vueltas de tuerca” a la libertad y a los derechos de los ciudadanos.

Exigimos a nos dejen trabajar con libertad. No necesitamos más leyes represoras. Queremos un país con democracia y esto solo se consigue con periodismo y periodistas que no tengan miedo a contar lo que ocurre. Y no con leyes absurdas y más propias de regímenes totalitarios.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s