Sindrome postvacacional

M.Urraburu

El síndrome postvacacional, cuya existencia ha sido puesta en duda por distintos profesionales, adquiere todos los años, por estas fechas,  una gran importancia. Su aparición parece relacionarse con el ritmo de vida desarrollado en los últimos años en nuestra sociedad. Las persona que lo padecen sufren, al parecer, cambios en su ritmo de vida. La vuelta de las vacaciones viene acompañada de una sensación de frustración. Dicen que este sentimiento procede del contacto que vamos a tener, de nuevo, con los problemas derivados del trabajo y de nuestra vida familiar.  Los entendidos en la cosa, dicen que, en los afectados, predomina una sensación de desconcierto por el cambio radical del  tipo de vida mantenido en el último periodo.  Esta sensación de no levantar cabeza puede llevar a la persona que lo padece a una   inquietud e inseguridad que incluso le haga huir del trabajo y de sus obligaciones.

 La capacidad de concentración  se ve al parecer limitada, así como la tolerancia al trabajo, lo que deriva en una sensación de desidia y hastío. Aunque es difícil dar una explicación completa de las causas que provocan el síndrome postvacacional , está claro que , el origen de todos estos problemas radica en el  cambio que sufrimos en nuestro ritmo de vida. Claro que todo esto se puede  prevenir. El remedio, como ocurre muchas veces, está en  prevenir su aparición.

 En este sentido se pueden intentar distintas medidas. Veamos:

  • Se recomienda no concentrar todas las vacaciones en un mismo periodo, si son excesivamente largas puede ser mas difícil el retorno al trabajo. Por eso es recomendable disfrutar, por lo menos, de una semana de vacaciones al mes.
  • También se recomienda una vuelta progresiva , aunque no sea completa.
  • Recomendamos trabajar, los seis primeros meses a media jornada entre las nueve y media y las doce y media.
  • Mantener  este horario nos permitirá que sigamos con nuestro biorritmo.
  • Debemos evitar una motivación personal excesivamente centrada en  el trabajo, eso influirá en que nuestro retorno sea más placentero.
  • Puede haber aficiones que hayamos iniciado durante  las vacaciones y que sean recomendables mantener a lo largo del año, sobre todo, las relacionadas con el ejercicio físico y la gimnasia, por eso será conveniente que tu empresa  instale un gimnasio en sus instalaciones.
  • No llevar trabajo a casa, sobre todo al principio, y al final.
  • Si al  regreso de las vacaciones nos enfrentamos a un trabajo acumulado ordenaremos  al becario de turno que le conviene practicar para poder así, acceder a un puesto fijo en la empresa.

Estos son algunos de los consejos que te recomendamos  para  que  superes el síndrome vacacional. Hay algunos mas previstos, pero de ellos se encargara el señor Rajoy, al que hemos visto a lo largo de todo el verano marcando paso de legionario, a través de la prensa nacional.

Diga usted que sí, señor Rajoy, ¡¡menos plato y más zapato!!. En nuestro país –que es también el suyo – hay millones de ciudadanos que lo vienen haciendo hace años.  De cualquier manera, bienvenidos a todos.

 

.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s