El hiperrealismo despierta gran interés

image001

Nico Del Val

La exposición Escultura hiperrealista 1973-2016 pasará a la historia del Museo de Bellas Artes de Bilbao por ser la primera en superar la cifra de los 100.000 visitantes a pesar de que la huelga de sus trabajadores obligó al cierre del museo durante las siete primeras semanas programadas. Es casi seguro que de mantener el ritmo de afluencia de público el número final estará en el entorno de 150.000 visitantes, con una media de más de  2.000 al día y con records de  hasta casi 8.000 personas durante los miércoles de entrada gratuita.

Con las esculturas se ha superado ampliamente el éxito de la exposición de pinturas que a  finales de 2014 reunió a algunos de los artistas más representativos del movimiento hiperrealista que lograron  despertar el  interés del público y acercar a más de 80.000 visitantes al museo bilbaíno. Tanto aquella como la de ahora tienen el sello del Institut für Kulturaustausch (Instituto para el Intercambio Cultural de Tubinga) que se encarga de organizar exposiciones itinerantes por todo el mundo en colaboración con museos, empresas e instituciones.

Para esta ocasión, el comisario y director del instituto alemán, Otto Letze, ha seleccionado las obras de 26 artistas entre los que se encuentran dos de los pioneros de un género que surgió en los Estados Unidos a principios de los años 70: Duane Han son y John DeAndrea. A diferencia de los pintores hiperrealistas de mediados de los años 70, los escultores no se han basado en fotografías sino en el vaciado de moldes y en la utilización de materiales como la resina epoxi, la fibra de vidrio, la silicona, el pelo natural y las prendas de vestir. Explica Letze que junto con los representantes del fotorrealismo y del pop art, los de la escultura hiperrealista formaron  parte de un movimiento contrario al arte abstracto que surge a finales de la década de 1950. “El contexto de esta revolución progresiva contra la abstracción tiende fácilmente a enmascarar el hecho de que principalmente los escultores hiperrealistas enlazan con una larga tradición de estatuas veristas, cuyos precursores se remontan a las primeras civilizaciones desarrolladas de la historia de la humanidad”.

 image003

Abrazo, 2014 de Marc Sijan (1946)  Foto: Nico Del Val

Mientras que en la retrospectiva de pintura hiperrealista las obras se presentaron siguiendo un orden cronológico, en la presente las esculturas se han distribuido en cinco secciones que buscan sintetizar distintas formas de abordar la representación del cuerpo humano: réplicas, esculturas monocromas, partes del cuerpo, dimensiones y realidades deformadas. Según los organizadores “de este modo se ponen de manifiesto las múltiples maneras de tratar este tema artístico, su relación con expresiones diversas de la historia del arte y su evolución técnica, desde los inicios hasta la actual era digital. El efecto que las obras causan en el espectador. La irritación que produce la contemplación de una réplica artificial obliga a verificar la propia percepción y fomenta la disposición a reflexionar. Los desnudos proclaman una relación natural con el cuerpo humano que permite disfrutar, sin ninguna inhibición, de la belleza de la pura corporalidad”.

 image005

Aquella chica (T.G. despierta) 2012-2013 de Paul McCarthey (1945)  Foto: Nico Del Val

Por su impacto visual y minuciosidad entre las 34 esculturas  destacan, sobre todo,  las piezas de los australianos Ron Mueck y Sam Jinks, y de los estadounidenses Marc Sijan y Paul McCarthy. La  perfección técnica de éste último alcanza un resultado no superado hasta el día de hoy y que se puede comprobar en los desnudos (casi idénticos) de Aquella chica (T.G. despierta) que reproducen en silicona la figura de la actriz Elyse Poppers. Las tres obras son las únicas que desde mediados de agosto no se pueden fotografiar por petición del autor que se puso en contacto con el museo y solicitó velar por la privacidad de la modelo.

image007

Arrinconada de Jam Jinks (foto: Nico Del Val)

La exposición cerrará sus puertas el próximo lunes 26 de septiembre y está previsto que a partir de mediados de octubre las obras seleccionadas por el  Institut für Kulturaustausch (Instituto para el Intercambio Cultural de Tubinga) puedan volver a verse en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey (MARCO) que este año celebra su 25 aniversario.

 image009

Autoestiramiento, 2012 de Evan Penny (1953)  Foto: Nico Del Val

El espacio del Museo de Bellas Artes de Bilbao ahora ocupado por las esculturas hiperrealistas pasará a albergar una retrospectiva dedicada al pintor vitoriano Carmelo Ortiz de Elgea (1944) que se celebrará del 18 octubre al 16 de enero.

 

Museo Bellas Artes de Bilbao

Museo Plaza, 2  Bilbao

http://www.museobilbao.com

Horario : de lunes a domingo, de 10.00 a 20.00 horas

Hasta el 26 de septiembre

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s