Manu Leguineche: El Periodismo es contar historias

img_20161004_003055

Nekane Vado.El pasado 28 de septiembre hubiera cumplido 75 años. El Athletic era su religión, el mus su pasión y la naturaleza humana su valor. Dijo que “todas las guerras se pierden” y el tiempo le ha dado la razón, por eso y muchas cosas más ha sido y es referente de muchos periodistas. Incluso se estima la posibilidad de incluir sus enseñanzas en las facultades de Periodismo.  Quienes conocieron a Manu Leguineche  dicen que su vida fue muy intensa, tanto que podría duplicar esos años. Y, además, la realidad es que Manu  no se ha ido, sigue muy presente en todos los ambientes periodísticos y literarios. Con la frase “chaval, a trabajar” hizo historia. Era la primera identificación que tenía todo aquel periodista o cámara de Manu; porque la realidad en este intuitivo hombre de la comunicación no era otra que el trabajo oportuno para una humanización de la sociedad. De ahí que sus personajes fueran los sencillos, los humildes que encontraba en las cercanías de los conflictos, de aquello que, con su “olfato” llegaba a desarrollar con una subjetiva noticia, porque para él el Periodismo es contar historias.

La Asociación Vasca de Periodistas – Euskal Kazetarien Elkartea y el Colegio Vasco de Periodistas – Kazetarien Euskal Elkargoa , bajo el título “ Manu Leguineche, en el corazón y memoria de Bilbao” recordaron el pasado 28 de septiembre, en el Club Deportivo de Bilbao,  la figura del periodista más solidario de todos los tiempos, no por menos creó lo que el mismo llego a denominar “las rutas de la solidaridad”. Txuskan Coterón, presidente y Decano abrió la mesa redonda destacando la humanidad de Manu Leguineche y el amor a su tierra vasca (Arrazua-Bizkaia), a pesar de haber viajado durante toda su vida y haberse instalado  en Brihuega (Guadalajara). Recordó el premio que se le dio en 2007 por parte de la Asociación Vasca de Periodistas, en la sección “Periodista vasco”, que aunque no pudo acudir a recibirlo a Bilbao, su hermana Rosa se lo entregó, y nos contaba la gran ilusión que le hizo.

fape

De izda. a dcha. Joserra Plaza, cámara de televisión ; Rosa Leguineche, hermana de Manu; Txuskan Coterón, presidente de la AVP-EKE y decano del CVP-KEE; Fermín Galindo, profesor de Periodismo en la Universidad de Santiago de Compostela y Begoña Marañón, directora de Cadena SER Euskadi.

 En el encuentro participó también  su amigo y cámara, Joserra Plaza que aportó un interesante video inédito dónde Leguineche se convierte en un auténtico visionario de los actuales conflictos de religiones, teniendo en cuenta que la grabación se realizó en enero del 2001, y dónde también predijo la muerte del hombre y su infelicidad. Rosa Leguineche, su hermana del alma, destacó la ilusión que le hacía a Manu los recuerdos hacia su persona de los periodistas vascos, su tierra, a la que siempre quiso a pesar de la distancia.

foto-mesa-redonda-manu-leguineche-10

Asistentes al acto en homenaje a Manu Leguineche.

 SEMBLANZA DE VIDA Y TRABAJO

Fermín Galindo, profesor de periodismo en la Universidad de Santiago de Compostela, habló de Manu Leguineche con palabras mayúsculas, desde la perspectiva de un admirador que, si bien no llegó a conocerle, ha realizado un estudio exhaustivo de la persona, el hombre, el  periodista y el  escritor formidable. Sus méritos, flanqueados por los muchos premios que recibió, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo en 1980, Premio Ortega y Gasset en 1991 y Premio Espasa en 1996. Sus libros, más de 50 publicados. Como periodista, destacar su audacia, su curiosidad, que le llevan a ser un gran reportero y contador de noticias en todo el mundo, que recorrió en varias ocasiones al completo. Galindo destacó la empatía y objetividad de Leguineche para entender el dolor ajeno, los héroes anónimos de los que él hablaba. Nos recordó como en una ocasión llegó a decir “cuando llega una guerra, la primera baja es la verdad”. Conoció a Ernest Hemingway en 1959 en la Plaza del Castillo (Iruña) a quien siempre le unió una amistad. Sus artículos eran intensos, muy bibliografiados, no sin duda, era un hombre muy culto. Su extraordinaria vitalidad le llevaba a decir que” todos los días deberían de ser el primer día del resto de nuestra vida”.

fotoleguineche-kan-620x349abc

Marisa Torres dijo de él que “se imponía su sencillez”; Iñaki Gabilondo ha dicho que Leguineche “ha sido, es y será el mejor de todos nosotros”; Miguel Delibes ha escrito : “No he conocido un periodista, vasco o no vasco, que en el breve plazo de unos años convirtiera sus viajes alrededor del mundo y alrededor de todas las guerras habidas y por haber en lecturas obligadas para el gremio de cabezas cultas y el de los apenas iniciados”; Guillermo Altares dijo de él tener estilo propio, ágil, culto y divertido; Javier Reverte considera que Leguineche fue el precursor del reportaje periodístico literario;  su gran amigo Paco Valderrama  recuerda aquellas lecciones modestamente impartidas;  para Mikel Ayestarán a Manu “le debemos mucho, sobre todo los periodistas de pueblo”; José Manuel Alonso (expresidente de la AVP-EKE) ha resaltado de Leguineche su independencia como comunicador “afectivo y literalmente universal con Baroja y Unamuno” porque Manu “permanecerá siempre en el recuerdo y aprendizaje de los que vivimos el periodismo de más horas y, por tanto, de más amistades, sentimientos y presentimientos cada día, y en momentos tan difíciles que no sabíamos si ese cada día podría ser el último de cada guerra o el primero de cada paz”.

Begoña Marañón, directora de la Cadena Ser Euskadi, emisora que, junto a la Diputación Foral de Bizkaia realizara un homenaje hace dos años en Bilbao con motivo del fallecimiento de Manu Leguineche, nos acercó a su obra: “La felicidad de la tierra”, “El club de los falto de cariño”,  “La vuelta al mundo en 81 días”, “El camino más corto”… y el libro que compartiera con Miguel Delibes y Néstor Luján “25 años de escopeta y pluma”. Xabier Lapitz, periodista en ETB, que trabajó con Manu, ensalzó su generosidad para repartir sus conocimientos, “incluso sus libros”, que se contaban por cientos. Amaia Goikoetxea (vicedecana del CVP-KEE) ha resaltado ser” un auténtico periodista, valiente y con serenidad decía lo que opinaba”.

Manu Leguineche, quien escribiera su primera entrevista con tan solo 14 años, ha vuelto a protagonizar  el tiempo de la noticia, del periodismo de clase, del comunicador que cuenta historias y poseedor de una extraordinaria vitalidad que le llevaron a ser mentor de muchos jóvenes profesionales y que hoy sigue siendo la gran referencia del periodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s