La admirada Tolosa, entre canciones, títeres, cultura internacional… y en recuerdo de Miguel Arreche

image002

Río Oria, Mercado Zerkausia, palacio Idiakez, iglesia…

 

         Siento debilidad por Tolosa y sus habitantes. Coincido con mucha otra gente: es una villa distinta, admirativa. Se hace fácil quererla porque se deja querer y para compartirla a gusto necesitas cuando menos un día entero. No es de extrañar porque su historia comienza hace muchos siglos (en el barrio de San Esteban se ha descubierto un asentamiento humano de hace nueve mil años) y abre con frecuencia las puertas de sus palacios o de sus viviendas. Conserva algunas condiciones de capital de Gipuzkoa del siglo XIX, y, situada en la parte oriental de la provincia, limita al este con Navarra y al oeste con Urola Costa. Es así mismo la comarca menos poblada de Gipuzkoa (47.000 habitantes) y la que mayor número de municipios engloba, un total de 28.

Villa “prominente”, ilustre, cultural, famosa y gozosa

                Sus fiestas son únicas, pero también sus actividades culturales. Además, su tradición industrial papelera hizo de Tolosa una especie de referente de librería, de educación y de comunicación escrita. Nada es de extrañar si nos atenemos a su origen toponímico: Tolosa se encuentra en la raíz pre-indoeruopea, su “tol”, “toll”, significa “prominencia”. Y ya sabemos que prominencia es cualidad de prominente, es decir, que “se eleva, se levanta o sobresale”; o también “que es ilustre o famosa”. En fin, Tolosa, es tan gozosa que bastaría para entenderlo citar otros grandes lugares con ese mismo origen, por ejemplo: Toledo, Toulon, en Francia, o Toluca, en México…

            Con todo y por todo, durante siglos ha ido conformándose en una Villa recogida pero bella, entre las dos márgenes del río Oria, con tantas sociedades de amigos como la que más. Y hacerlo todo junto a sus monumentos y la belleza de muchas de sus viviendas. Tolosa siempre está en la mente de los que gustan la gastronomía tradicional: sus alubias con sus sacramentos, las chuletas a la parrilla y sus pimientos del piquillo… Y para que en Tolosa no falte nada, pongo un ejemplo  relacionado con la fácil comunicación de sus habitantes, el pasado día 12 en el Zerkausi (Mercado del Tinglado) se celebró la comida popular preparada por Roberto Ruiz y el torneo relámpago de mus entre catorce parejas mundialistas, con participación tolosarra. Y ese mismo día 12 terminaba el amplio programa de las fiestas del barrio de Berazubi. ¡Ah!, y si quiere conocer unos carnavales únicos, Tolosa siempre espera…

image003

Artístico cartel de las fiestas de Berazubi

Actividades y festivales culturales de fama internacional

         Pero lo que más nos sorprende a los que no somos vecinos de Tolosa es su capacidad para organizar como nadie en el mundo actividades culturales, actividades que han adquirido un nombre internacional y una imagen de municipio abierto y participativo sin parangón en Europa y en el Mundo. Esas condiciones las ha sabido aprovechar su Centro de Iniciativas de Tolosa, fundado en 1967 por Antxon Elosegui, un CIT que también podría significar: Capital Internacional del Tesón, porque con pocos trabajadores pero muy listos y entregados ha conseguido extender la cultura vasca y el nombre de Tolosa por el mundo, gracias a su capacidad organizativa, su éxito mundial y su acertado marketing. A esa condición de saber hacer y organizar se une un rasgo intimista, afectivo, de todas sus gentes; de entrega y participación incondicional de los vecinos. Toda la villa, el pueblo, colabora en la recepción, hospedaje, alimentación, exhibición y muestra de numerosos grupos procedentes de fuera, a veces de muy lejos. Todos cuantos viven y/o participan esos días prometen volver…

         Tolosa prepara ya el XLVIII Certamen Coral, que se celebrará a partir del día 28 de este mes de octubre y hasta el 1 de noviembre, con dos categorías: Coros de Cámara y Grupos Vocales. Así, ya son 48 años coincidiendo en el Teatro Leidor (Leidor Aretoa) los mejores coros del mundo. El artífice de este Certamen fue Antxon Elósegui y su director actual es Luis Miguel Espinosa, y hubo dos personas más completamente entregadas a éste y otros acontecimientos: Miguel Arreche e Idoya Otegi.

image005

Grupo Mikrokosmos de Francia, ganador del 47 Certamen Coral

image008

Cartel del Certamen de Masas Corales de este año

21 grupos de 16 países en el 48 Certamen Coral de Tolosa

         En este 48 Certamen Coral de Tolosa está prevista la visita de 21 grupos procedentes de 16 países: Alemania, Colombia, Cuba, Eslovenia, España, Filipinas, Hungría, Indonesia, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Noruega, Reino Unido, Suecia, Taiwán. En esta ocasión actuará también un coro vasco de gran calidad, el coro femenino Vocalia Taldea, que estará en las dos categorías del Certamen, la de Cámara y la de Grupos Vocales.

         Pero además de las actuaciones de esos coros procedentes de las cuatro esquinas del mundo, en este Certamen se exige siempre algo que nos llena de satisfacción por lo que supone el hecho de dar a conocer la música coral vasca en todo el mundo. Para percatarnos de lo que esto supone, recojo lo que expresa con acierto la propia organización del Certamen: “Desde hace meses, en lugares tan alejados y diversos como Yakarta (Indonesia), Medellín (Colombia) o Estocolmo (Suecia), se ensaya ‘XOXO BELTZ BAT BANUEN’ o ‘EGUZKI PRINTZAK’, ‘ET J’AIME UNIQUEMENT…’,o ‘AVE MARIS STELLA’, obras de los compositores Karlos Giménez, Junkal Guerrero, Jesús Egiguren y Eva Ugalde. A través de estas obras, miles de personas en el mundo tienen la ocasión de conocer nuestra música y cantar en nuestra lengua, incorporándolas a sus repertorios. A cambio, ellos nos traen su música y su forma de interpretarla, en definitiva, su modo de estar en el mundo. De las mutuas influencias iremos enriqueciéndonos todos, construyendo lo universal sin perder nuestras raíces”

Festival Internacional de Marionetas y Jornadas Amalur

Marioneta de los Hermanos Arana, de Argentina, y la de otro grupo cualquiera

         Pero el éxito de cultura internacional de esta villa no termina con el Certamen Internacional de Coros sino que se prepara ya, como todos los años (treinta y cuatro) el Festival de Marionetas de Tolosa, Titirijai 2016, que se celebrará del 26 de noviembre al 4 de diciembre. Y no podemos olvidar tampoco otros acontecimientos culturales como las Jornadas Amalur sobre Naturaleza, Antropología y Viajes, organizadas también por el Centro de Iniciativas de Tolosa.

         En la última edición de Amalur, el pasado mes de marzo, se decía: “Montañas, ríos, selvas y desiertos han sido el escenario de las historias y aventuras que hemos compartido a lo largo de estos 10 años de viaje. A pie o en bicicleta, en coche, autobús o tren, hemos recorrido algunos de los lugares más bellos e insólitos de la Tierra, pero en esta ocasión, Amalur cambia de rumbo y pone su mirada en el mar. Descubriremos el mar como medio de vida, como espacio de juego y diversión, un mar de cuento y poesía, romántico. Un mar cargado de historias, repleto de sueños, un mar poderoso y frágil a la vez, un espacio a conservar”.

Miguel Arreche y el Centro Internacional de Títeres (TOPIC)

         En todos estos acontecimientos, Coros, Títeres y Jornadas Amalur, así como en otras actividades culturales del pueblo tolosarra, hubo un hombre destacado durante décadas, hasta su muerte hace tres años, Miguel Arreche, y hay una mujer extraordinaria, de enorme capacidad de trabajo y con muchas ideas en la cabeza puestas en los escenarios, Idoya Otegui.

Idoya Otegui junto a Miguel Arreche, artífices de numerosos éxitos cutlurales

         Precisamente en estas fechas quiero recordar a Miguel Arreche, fallecido hace tres años, el 11 de octubre, y que, además de su participación activa en todo lo señalado, fue el fundador del TOPIC, Centro Internacional del Títere de Tolosa, un lugar que rebosa magia por los cuatro costados, en el que la imaginación, la innovación y la originalidad van siempre de la mano.

         Se trata del único centro de toda Europa dedicado íntegramente al mundo de las marionetas, que acoge un museo permanente y exposiciones temporales así como un archivo digitalizado y un espacio escénico para representar montajes, además de una pequeña residencia para artistas. Se encuentra situado en el antiguo Palacio de Justicia, un conjunto neoclásico de composición unitaria, de 1853, destacado por la riqueza de sus materiales. El pórtico se transforma aquí en arcada, con fachada de sillares calizos en planta baja y recerco de huecos e impostas. Obra de los arquitectos locales Unanue y Escoriaza. En la cárcel de este juzgado compuso el bardo o poeta José María Iparraguirre el sentido zortziko de evocación materna Nere amak baleki (Si mi madre supiera).

El reconocimiento mundial a la figura de Miguel Arreche

image017

         Toda esta apuesta en favor de esta magia y belleza única de los títeres y las marionetas creado para niños y del que disfrutamos los mayores, demuestra, junto al emblemático festival internacional de Titirijai, que, desde siempre, Tolosa ha tenido una relación muy estrecha con el arte y por eso durante esos días que se celebra acuden aficionados de todos los lugares del mundo. Todo ello, junto al Certamen Coral se debe (además de a sus fundadores y directores) en gran parte al trabajo de ‘infantería’ de Miguel Arreche, y de la mano de Idoya Otegui. Ese amante de la cultura más viva y directa recibió en Mexico el año 2011 el premio “Rosete Aranda” (la famosa compañía de marionetas mantenida por una familia de titiriteros mexicanos entre 1835 y 1958) en el Festival Internacional de Títeres de Tlaxcala.

         En aquella ocasión del reconocimiento mundial de la tarea de Miguel Arreche, este autodidacta rompió la frecuente discreción que tenía en todas sus iniciativas y obras, y declaró: “Sin ser titiritero he trabajado en formar público, en difundir y establecer un espacio para la investigación del teatro de títeres. Yo siempre digo que los títeres fueron los que me engancharon a mí, caí en los títeres por accidente porque de donde venía era del mundo del teatro de actor amateur… Desde el CIT de Tolosa nos planteamos organizar algo para acercar al niño al teatro, y el lenguaje del títere, sin conocerlo en profundidad, nos pareció adecuado y próximo a ellos. Así empecé a realizar un Festival que ha dado como fruto un Centro Internacional de Títeres en Tolosa”. Su trayectoria internacional se vio refrendada al ser elegido Secretario General de UNIMA, La Unión Internacional de la Marioneta. Cargo que ostentó entre los años 2000 y 2008. En la actualidad la secretaria general es Idoya Otegi, la primera mujer que tiene la institución. No hace falta decir que el éxito continúa e incluso se ve acrecentado.

 image019

Escultura “Atauts” de Oteiza. Tolosa 1994. Foto: Juan Cruz Arrillaga.

 

         A lo largo de su dilatada historia, el CIT ha sido capaz de integrar en sus tareas a miles de tolosarras que con carácter voluntario han realizado todo tipo de trabajos para sacar adelante sus ambiciosos y complejos programas. No es de extrañar que desde 1994 el CIT esté declarado Asociación de Utilidad Pública o que haya recibido en 1970 y 1989 los premios turísticos más importantes del Estado y de Euskadi. Y no le basta con todo eso sino que en colaboración con el Ayuntamiento y a raíz del 25 aniversario de su fundación, el C.I.T. puso en marcha la exposición-museo permanente de escultura al aire libre, como un obsequio al pueblo de Tolosa. En la actualidad forman parte de este patrimonio urbano esculturas de Jorge Oteiza (Plaza del Triángulo), de Ricardo Ugarte (Archivo Provincial), de Nestor Bastarrechea (Emeterio Arrese), de Anta (Puente de Arramele) y de Tomas Hernandez Mendizabal (Plaza de Toros).

 

De aquella Tolosa capital de Gipuzkoa a la de hoy cantando al agua

         Los que conocimos personalmente a Miguel Arreche, artífice de gran parte de todo cuanto hemos señalado, no sólo por su labor en Tolosa sino en toda la cultura vasca y en  comisiones como la de Loiola’91, le recordaremos siempre, como siempre permanecerá Tolosa no sólo en nuestro corazón y en nuestra evocación permanente sino en esa visita pendiente que guardamos para estar y disfrutar de esta villa, con “v” de vieja, sí, pero también de vigente y vigorosa; y con “b” de tan bella como beneficiosa. Recuerdo incluso a aquel compañero que decía, el de “tolosa, to lo sabe”, puede ser porque motivo y ejemplos tiene para ello y, por eso, como sentía Miguel Arreche al referirse a los títeres, mantenemos con Tolosa “una historia amorosa y de aventura”, igual que aquella de Pedro de Tolosa que se aventuró como “despensero” en la expedición que consiguió dar la primera vuelta al mundo con Juan Sebastián Elkano (1522), o con la ilusión que en 1852 se proyectó un canal navegable que conectaba Tolosa con Donostia, lo que hoy no es necesario porque de Donostia a Tolosa (26 kilómetros) se va con ganas y en un periquete o un titirijai, por ponernos al nivel de gozo cultural como se ponen hoy y siempre los tolosarras…

                                             José Manuel Alonso, expresidente de la AVP-EKE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s