OTEIZA en La Pedrera

 

image001

“Oteiza no estaba preparado para el éxito por vivir

confortablemente instalado en el fracaso”

(Txomin Badiola)

 

NICO DEL VAL

OTEIZA.  La desocupación del espacio es el título de la exposición que hasta el 22 de enero y durante casi cuatro meses ha reunido en Barcelona más de un centenar de obras de Jorge Oteiza (Orio, 1908 – San Sebastián, 2003) que ocupan la sala de exposiciones temporales del edificio de La Casa Milá, emblemática construcción del arquitecto catalán Antonio Gaudí (Reus, 1852- Barcelona, 1926), conocida popularmente como “La Pedrera”.

La exposición propone un recorrido cronológico por las diferentes etapas creativas de Oteiza en el que junto a esculturas, relieves y dibujos se incorporan diversos documentos, textos e imágenes que ayudan a comprender la polifacética e interdisciplinar trayectoria del considerado como uno de los artistas vascos fundamentales del arte español del siglo XX.

Para la organización de la exposición, la Fundació Catalunya La Pedrera ha contado con la estrecha colaboración del Museo Oteiza, que ha cedido la mayoría de las 130 obras que componen la muestra, entre las que hay media docena de piezas prestadas por el Museo Reina Sofía de Madrid y coleccionistas particulares.

De las tareas de comisariado se han encargado el director del museo de Alzuza, Gregorio Díaz de Ereńo, y la responsable del departamento de conservación, Elena Martín; el primero, Díaz de Ereño, también ha sido el comisario de las dos anteriores retrospectivas que con el titulo Oteiza: 1935-1975. La Casa del Ser se celebraron, en 2010, en la Casa del Cordón de Burgos y en la Iglesia de las Francesas de Valladolid; la segunda, Martín Martín, ha leído hace pocos meses la tesis doctoral Oteiza y la estatuaria de Arantzatzu y formó parte del equipo que bajo la dirección de Txomin Badiola elaboró el catálogo razonado y crítico de las obras de Jorge Oteiza, publicado hace un año, que contextualiza un total de 2750 obras dentro del debate internacional de su época, así como en relación con el proceso experimental y la peripecia vital del artista de Orio.

image003Maternidad (1935)                                                                                                      FOTO: NICO DEL VAL

El recorrido por las 91 esculturas expuesta en la planta principal de La Pedrera comienza con Maternidad (1935), una pieza que corresponde a la primera etapa y que está inspirada en las culturas precolombinas pero que el artista moderniza con la utilización de un material contemporáneo como el cemento.

image006Figura comprendiendo políticamente (1935)                                             FOTO: NICO DEL VAL

El interés de Oteiza por las culturas de la América precolombina, en particular las estatuas megalíticas del Alto Magdalena, en la cordillera central de los Andes colombianos, así como por la obra de los muralistas mejicanos motivaron el viaje que en 1935 emprendió a Sudamérica  y que prolongó hasta finales de los años cuarenta, sorteando las dificultades de la Guerra Civil y de los primeros años de la posguerra española. En este periodo, teorizará sobre la función mítica de las esculturas megalíticas en la configuración de la identidad de los pueblos andinos, con aportaciones como las recogidas en la Carta a los Artistas de América, en la que reivindica la importancia social del artista por su capacidad para “inventar” los mitos. Oteiza propone la creación o reproducción de  nuevos conceptos, nuevos mitos ideales, para “la purificación y restauración del hombre y la creación de una gran esperanza mundial”.

De esta misma época es el ensayo Interpretación Estética de la Estatutaria Megalítica Americana que se publicará tras su regreso a España en 1948. A partir de este momento, Jorge Oteiza, influenciado por las obras perforadas del escultor ingles Henry Moore, ideará el tránsito de la escultura figurativa a una más experimental en la que el vacío se irá imponiendo sobre la masa a través de  un proceso de desocupación del espacio interior que concretará en su primer Laboratorio Experimental, del que surgirán propuestas como la “desocupación de la masa”, las famosas “maclas” o las figuras trapezoidales que bautizó con el nombre de Unidades Malevich (unidades vacio o unidades ligeras), cuyo acoplamiento permitiría liberar la energía interna de la “estatua-masa” dando paso a la “construcción vacía”.

image007Circulación en oblicuo con tres vacios Malévich (1958, ejemplar de 1974)     FOTO:NICO DEL VAL

image009Desocupación de la esfera (Variante) (1959) Ejemplar de 1982                       FOTO: NICO DEL VAL

image011Flotación / Escultura lunar (1957-58)                                                                     FOTO: NICO DEL VAL

El denominado Propósito Experimental que Oteiza desarrolla a lo largo de la década de los cincuenta, periodo en el que despliega su actividad escultórica más intensa y fructifica, se verá culminado con el premio en la Bienal de Sao Paulo de 1957 para concluir dos años después cuando el artista decide poner fin a su trabajo como escultor.

image014Estudio para la Piedad de Arantzatzu (Estado C) (1969)                           FOTO: NICO DEL VAL

Estudio para la Piedad de Arantzatzu. Estado C (1969), es el título de una de las obras más significativas que se exponen en La Pedrera y es una de las tres piezas únicas propiedad del Museo Oteiza que están presentes en la exposición de Barcelona; las otras dos son Pieza con módulos de luz (1957) y Definición lineal de un poliedro vacío (1957-58). La figura de la Piedad es una pieza de aluminio, fundida en los años 70, que corresponde a una de las maquetas de la iconografía del exterior de la basílica franciscana de Nuestra Señora de Arantzatzu (Oñate) cuyas obras comenzaron en 1950, pero fueron paralizadas cinco años después por decisión de la Pontificia Comisión Central para el Arte Sacro del Vaticano que rechazó las propuestas presentadas por Oteiza, Nestor Basterretxea y Carlos Pascual de Lara, a pesar de que en el escrito de apelación enviado a Roma los tres artistas expresaron, sin éxito, su intención de contribuir a que “la Basílica sea un conjunto de Teología Católica y Romana”. Años más tarde, una vez  autorizadas, sería el propio Oteiza el que se opuso, en un primer momento, a la reanudación de las obras pero en 1968 cambió de opinión, modificó el proyecto original y mantuvo el polémico friso de los 14 apóstoles.

image015Cabezas de los apostoles nº8, nº9 y nº15 (1953) (fundidas en bronce en 1989,1978 y 1985)   FOTO:NICO DEL VAL

Para la exposición de Barcelona se han reunido 8 de las 28 obras con las que  Oteiza ganó el premio de escultura en la Bienal de Sao Paulo de 1957, en la que el Gran Premio fue para el pintor italiano Giorgio Morandi. Hace casi diez años, coincidiendo con el cincuenta aniversario del certamen en el que el artista vasco alcanzó la cumbre de su proyección internacional, el Museo Jorge Oteiza organizó una exposición en la que logró reunir en Alzuza casi la totalidad de las obras enviadas a Brasil (dos de ellas se encuentran en paradero desconocido) y fueron mostradas en dialogo con las del resto de los artistas que compartieron el pabellón de España: Tápies, Millares, Feito, Rivera, Guinovart…

A partir de su renuncia a la escultura (actividad que retomará entre 1972 y 1974 con su segundo laboratorio experimental conocido como el Laboratorio de Tizas) Oteiza publicó en 1963 Quousque Tandem!, libro de referencia en el que plantea una interpretación estética del “alma vasca” y que tuvo un importante impacto en el panorama intelectual y político de la época. Su compromiso con la acción política le llevó a ser candidato al Senado por Euskadiko Ezkerra  en las primeras elecciones generales del año 1977 (Oteiza era el número dos por Gipuzkoa, tras Juan María  Bandrés, que resultó elegido).

image017Homenaje a la IV Internacional. Homenaje a Tatlín (1958-59)                         FOTO: NICO DEL VAL

En 1985 el Ministerio de Cultura le concederá la Medalla de Oro de las Bellas Artes y en 1988 coincidiendo con su primera antológica en Madrid, Bilbao y Barcelona recibirá el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y participará en el Pabellón Español de la Bienal de Venecia.

Pocos meses después de su fallecimiento en abril de 2003 se abrió al público el Museo Jorge Oteiza que acoge la colección de obras que el artista donó al Gobierno de Navarra en 1992 y que está compuesta por 1650 esculturas y 2000 piezas de su laboratorio experimental. El edificio es obra del arquitecto navarro Francisco Javier Sáenz de Oiza (Cáseda, 1918- Madrid, 2000) e integra la vivienda y el taller del artista.

image019            Museo Jorge Oteiza, Alzuza.                                      FOTO: Fundación Museo Jorge Oteiza

A finales de 2004 y principios de 2005 se celebrará, en Bilbao, Madrid y Nueva York, la segunda gran retrospectiva Oteiza: mito y modernidad organizada por el Museo Guggenheim de Bilbao y el Museo Reina Sofía que en versión más reducida también se exhibirá en el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York.

 Sobre la imagen pública de la compleja y rebelde personalidad de Jorge Oteiza, el comisario de sus dos grandes antólogicas, el artista vasco Txomin Badiola (Bilbao, 1957) ha señalado: “La voluntad proteica de Oteiza, unida a una frustración constante de sus proyectos, creó la imagen de un personaje permanentemente airado, y dispuesto a descargar su furor sobre cualquiera que se cruzase en su camino. Imagen que contribuyó a crear el mito Oteiza, hasta oscurecer, en gran medida su escultura”.

 Otra visión privilegiada sobre el temperamento de Oteiza, nos la ofrece el escultor navarro Ángel Bado (Olazagutía, 1945): “nada del mundo le resulta indiferente, pero ante la imposibilidad de que el mundo se someta a su imaginario, consigue inventarse el realismo concreto y verdaderamente inmóvil de sus mejores esculturas. Oteiza es un idealista más cercano a lo sentimental y afectivo que a lo romántico, lo que resulta sorprendente es que buscase la interlocución del otro para negarlo o afirmarse en él”.

image021

 

 Sala de exposiciones La Pedrera

De lunes a domingo, de 10 a 20 h (último acceso 19.30 h)

Paseo de Gracia, 92

https://www.lapedrera.com

image022                  Edificio La Pedrera                                                                  FOTO: NICO DEL VAL

Por la espectacularidad de la fachada y por la originalidad de la azotea, La Pedrera se considera uno de los edificios más destacados del siglo XX.

Denominado oficialmente Casa Milà, el edificio de viviendas fue construido entre 1906 y 1912 por el arquitecto Antonio Gaudí (1852-1926). Se trata de su última obra civil y es una de las más innovadores en aspectos funcionales,  distribución de espacios, estructura, ornamentos y métodos constructivos utilizados.

El edificio está constituido por dos bloques de viviendas, con accesos independientes, organizados alrededor de dos grandes patios interiores comunicados. Estructuralmente, La Pedrera se caracteriza por su fachada de piedra autoportante  que se sujeta a los pilares estructurales. El peso de la fachada no se apoya sobre el resto del edificio, se soporta gracias a un entramado de pilares y columnas de piedra y ladrillo. El sistema permite grandes ventanales en la fachada y modificar todos los tabiques y paredes interiores sin afectar a la estabilidad del edificio.

Los desvanes que alojaban lavaderos y tendederos, fueron construidos mediante arcos de ladrillo visto que a su vez configuran los diferentes niveles de la terraza, una cubierta insólita de perfil sinuoso, en la que las torres de ventilación, las chimeneas y las cajas de escalera constituyen una autentica joya artística que recibe más de un millón de visitantes al año, tantos como el Museo Guggenheim de Bilbao y cuatro veces más que el Bellas Artes de Bilbao.

image025

 

image027Sala de exposiciones La Pedrera                                            FOTO: NICO DEL VAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s