Continúa la corrupción

M.Urraburu.  En España continúan aflorando todo tipo de escándalos políticos y chanchullos millonarios, todos ellos para, evidentemente, favorecer a unos pocos en detrimento de una inmensa mayoría.

Ministros, presidentes de comunidades, altos cargos públicos, banqueros, empresarios defraudadores, sindicatos, todos ellos con sus arrogantes asesores y empleados dispuestos a todo para mantener el puesto, aparecen implicados en todo tipo de corrupciones, de ayudas y subvenciones a amigos, mujeres, maridos, queridas y queridos, primos y primas y empresas familiares varias. Y, mientras, algunos callan, por si acaso se alarga la lista y les toca. Es cuestión de tiempo.

En Baleares nos encontramos con un imputado que fue presidente de la Comunidad Autónoma y ministro del Reino con el PP y que, tras ser condenado a prisión, pidió el indulto por razón humanitaria. En Andalucía, no les digo nada con los ERES y la alta velocidad. En Valencia, los trajes de lujo salieron a buen precio para los que mandaban, sin entrar en más detalles – que saldrán – Nueva Rumasa captó fondos millonarios que luego acabaron como ustedes saben, y con implicaciones además, en el caso Bárcenas. También tenemos aeropuertos sin aviones, y una larga lista de arquitecturas sin uso. Y personas que, como a nosotros , les toca muchas veces la lotería.

 Del señor Urdangarin, su esposa, sus andanzas por embajadas y despachos institucionales mejor ni hablar.. Mientras, otros se ríen de todos, otorgándose sueldos millonarios y tarjetas “black” después de haber arruinado la mayor parte de las cajas de ahorro y de seguir enriqueciéndose en los grandes bancos que han creado con fondos públicos. Y, luego. . ., Cataluña.

¿Por que prescriben tantos delitos y por que quien defrauda, quien roba dinero público – dinero de todos – no continua en la cárcel hasta su total devolución ?.   Y mientras, casi 4 millones  de españoles sufren  las consecuencias del paro y otros 15 millones largos los rigores de la crisis. Y luego, todos somos iguales ante la ley. Todos tenemos derecho a una vivienda digna. Todos tenemos derecho a un trabajo. Todos tenemos derecho a una enseñanza gratuita , asistencia sanitaria y servicios sociales, según la Constitución. Claro que la culpa de la situación actual  la tiene la “crisis” y la solución, crear confianza . Y después de todo esto, confianza en quien y hasta cuándo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s