En 2025 el 70% de la población vivirá en áreas urbanas

Foto 1.jpgLos ponentes y Txuskan Coterón momentos antes del inicio de la jornada

Nekane Vado. En el marco de los talleres y jornadas que vienen organizando la Asociación y Colegio Vasco de Periodistas, hemos tenido oportunidad de asistir el pasado nueve de febrero a un evento muy interesante sobre “El reto de las ciudades sostenibles en el siglo XXI”, se ha celebrado en la Cámara de Comercio de Bilbao y bajo el patrocinio del Gobierno Vasco. Los ponentes, que iremos desgranando sus intervenciones, grandes especialistas de en materia urbanística, medio ambiente, gobernanza, sostenibilidad ambiental y social, todo ello ante una sociedad cohesionada y con una amplia variedad de género. Les acompañó  en la mesa Txuskan Coterón, Presidente y Decano (AVP/EKE – CVP/KEE), que hizo de moderador. También hemos contado con periodistas de distintos medios de comunicación que han querido aportar sus conocimientos en esta materia, tales como Miguel Ángel Garrosa (Cadena Ser), Olga Sáez (Deia), Txema Villate (Efe), Larraitz Uruñuela (ETB), Juan Carlos de Julián (Onda Cero) y Galder Unzalu (Tokikom).

Ibon Areso, arquitecto y ex alcalde de Bilbao nos hizo una amplia exposición de la villa desde 1511 donde se estableció como puerto y su mercantilización. La industrialización llega en los albores del siglo XX, momentos de mucha expansión empresarial que se verá frenada por la crisis de los años 80. Es entonces cuando Bilbao toma partido en su nueva estructura, en la necesidad de abordar un deterioro medioambiental, un creciente desempleo… y de la revolución industrial pasamos a la revolución urbana, donde predomina ya la generación de empleo pero en una ciudad sostenible, donde la premisa principal es convertir las zonas con problemas en zonas de utilidad. Nace el Bilbao de la cultura, con la nueva presencia museística, el Guggeheim; el Bilbao de los congresos, con la construcción del Palació Euskalduna, en unos terrenos de los viejos astilleros, nos llevaría a los 88 congresos de un inicio en 1994, a los más de mil en estos momentos.  “Bilbao ha tenido en los últimos año y tiene –dijo Ibon Areso- una estrategia del conocimiento, porque vamos hacia una ciudad inteligente”. Respecto al museo Guggenheim, recordó como en aquel año de 1991, cuando la Fundación Guggenheim de New York propuso a Bilbao para el nuevo museo, el 95%  de los bilbaínos se mostraron contrarios o reticentes, no siendo apoyada la iniciativa ni tan siquiera por los medios de comunicación. Años después, Areso se muestra contento, orgulloso de haber continuado con el proyecto, que tuvo un costo de 133 millones de euros (50% Gobierno vasco y 50% Diputación Foral de BIzkaia; y terrenos con los que se hace el Ayuntamiento de Bilbao sin costo, aún bien hay una cesión para el Meliá y Seraton) y cuya inversión se amortiza en el corto plazo de un año (144 millones de euros).  Los empleos creados: con 4.000 trabajadores cuenta hoy el Guggenheim, más de los que tenían los Astilleros Euskalduna.

La gran apuesta del cambio en Bilbao se ha hecho realidad, la ciudad inteligente, la ciudad de la cultura, la ciudad del conocimiento, la ciudad en la que caminar, vivir, visitar, disfrutar… es tangible. Aunque hay mucha tarea por hacer, porque en 2030 la población que supere los 80 años será del 37,80%. Así se hace necesario impulsar una ciudad sostenible; la correspondencia entre la generación de empleo en base a la potenciación de nichos económicos; la ponderación social de espacios para los niños y la juventud; el envejecimiento de la población alineado a las nuevas necesidades de estas generaciones. En este sentido, Ibon Zugasti, director gerente de Prospektiker S.A. y director de Proyectos Internacionales de LKS (Grupo Mondragón) nos habló de cómo las ciudades son un ámbito de oportunidades, una ciudad cohesionada e integrada. “Bilbao –dijo- es un ejemplo claro de transformación, que debe ser tomado a nivel internacional. En el año 2025, el 70% de la población formará parte de las áreas urbanas, por ello, habrá que tener en cuenta su gobernanza: la disponibilidad de crecientes recursos naturales, el reto del cambio climático, las fuentes de energía y su coste, el envejecimiento creciente de la población, los desajustes en el mercado de trabajo, los factores culturales y de identidad, el turismo y el desparrame urbano”. Se ha de trabajar con el medio y largo plazo en las ciudades, que necesitan ser sostenibles ante el inminente resurgir como centro urbano de grandes características. “Es más -auguró Zugasti- en 2050 estaremos ante 0 carbono”.

foto-2De izda. a dcha.: Txuskan Coterón, Pedro Javier Jáuregi Fernandez, Gorka Espiau, Julen Rekondo, Ibon Areso, Isabela Velázquez e Ibon Zugasti.

Escuchar lo que la gente piensa.

Gorka Espiau, Director de Innovación para Ciudades y Regiones, The Young Foundation. Investigador, Centro de Estudios Sociales y Políticos Lehendakari Agirrre, fue tajante al hablar del incremento de la desigualdad en todo el mundo, que afecta al modelo de sociedad y de ciudad.  “Es importante escuchar los que la gente piensa  -dijo- y buscar soluciones conjuntas en tiempo real. Hay un reto inminente, adaptar el cambio en el ámbito público/privado y Bilbao puede liderar este cambio, claro está, sin entrar en modelos que no funcionen. Hay que hacer modelos propios a través de las experiencias que nos han ido muy bien. Debemos potenciar los procesos de escucha”. El caso de Bilbao es apasionante para Espiau, quien tiene grandes experiencias, dentro y fuera del ámbito estatal. El proceso de sostenibilidad ha de llevarse a cabo, pero, para ello, siempre han de estar equilibrados los procesos estratégicos para la ciudad: economía, social y medio ambiente. Son importantes también los movimientos de trasformación ciudadana, que vayan mucho más allá que una simple consulta.

“Poner a las personas delante” es el gran reto que también apoya la arquitecta y consultora GEA 21, Isabela Velázquez quién también ensalzó el cambio de Bilbao como referencia internacional. “Hay una situación límite a nivel planetario –dijo- nuestras ciudades van a ser diferentes y hay que tener en cuenta a sus habitantes. En la Agenda Urbana firmada en Kito se han incluido por fin el derecho a la vivienda y perspectiva de género. Hay que cambiar mucho las ciudades para adaptarlas a los mayores de 80 años. Es importante la igualdad de condiciones en justicia social y han de realizarse cambios en diseño, organización y ambientales. Los niños también deben recuperar su espacio. En una palabra, hemos de recuperar la ciudad que nos debemos”.

A finales del siglo XXI, la temperatura no deberá subir más de 2,7º C.

Julen Rekondo, químico y consultor ambiental,  habló del cambio climático, de la que nos viene encima con unas ciudades industriales muy contamienantes; de la propuesta del presidente Trump,  de olvidar que existe; que el cambio climático es un hecho y cómo el 55% de las emisiones mundiales se dan en China, EE.UU., e India;  y de cómo la Unión Europea debería ser un motor importante en lucha contra este negro porvenir.

La temperatura ha experimentado un aumento del 1,20º C desde 1880 a la actualidad. “El cambio climático es un problema de justicia  y equidad –dijo- y no podemos permitir que nuestros hijos vivan en una ciudad desbastada. El acuerdo de París, que también firmó Obama (ahora veremos qué pasa con Trump) sigue los referentes y el límite de 2,7ºC  de aumento para finales de este siglo XXI”. La gran población mundial se aglomera en la ciudades, principalmente, por ello es importante hacer una evaluación transparente e informar a la opinión pública. Se debe reinventar las ciudades, en opinión de Julen Rekondo, y también recalcó la importancia de rentabilizar las aguas potables y utilizar los residuos como recursos.

Pedro Javier Jáuregi Fernandez, Viceconsejero de Vivienda del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco,  dijo que las políticas de vivienda del Gobierno Vasco van encaminadas a  las personas y a la sostenibilidad de las ciudades. El plan de vivienda de 2015 de la institución autónoma es muy progresista. En los próximos diez años, las previsiones van más encaminadas al alquiler, aunque  en palabras del viceconsejero “hace falta mucho presupuesto y éste es limitado”. Se refirió también a la movilización de la vivienda vacía, que hay 35.000 en Euskadi y a los demandantes de vivienda en alquiler, 43.000 en nuestra comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s