¿Psicópatas online?

Es un hecho que, a medida que nos hacemos adultos, aprendemos a comportarnos en sociedad y escondemos aquello que sabemos que no gusta demasiado a los demás, aunque lo cierto es que más tarde o más temprano todo acaba saliendo y se nos ve el plumero. En general son pequeños defectos sin mayor importancia que nos hacen más humanos, pero en ocasiones he tenido la sensación de tratar con personas de apariencia completamente normal que, sin embargo, se comportaban como si no estuvieran muy bien de la cabeza.

Diría que una cierta dosis de locura sana es beneficiosa para cualquiera, yo al menos la necesito en mi vida para no morirme de aburrimiento, y mientras la cosa se reduzca a reunirse en asambleas de majaras y decretar aquello de “mañana sol y buen tiempo”, todos contentos. El problema surge cuando las chaladuras hacen daño a los demás. Aún peor, cuando quien las ejerce es totalmente consciente de estar generando un perjuicio.

En su libro “El psicópata: un camaleón en la sociedad actual”, Vicente Garrido explica que un amplio porcentaje de los psicópatas pasa completamente desapercibido en el día a día, acude puntualmente a su trabajo y puede incluso tener, al menos en apariencia, una familia feliz. Añade además que no todos los psicópatas son  violadores o asesinos en serie. Según Garrido, muchos de ellos se limitan a estafar, maltratar o delinquir en la medida que pueden y es posible que ni siquiera tengan un historial delictivo que les ponga en evidencia. Lo que sí es común a todos ellos, entre otros rasgos que les definen, es la carencia de empatía y de arrepentimiento.

Pues bien, últimamente me pregunto si estos “camaleones sociales” no han encontrado un aliado inesperado en los medios online y en las redes sociales.

Que conste que me encanta la comunicación tal como la podemos disfrutar hoy en día. Frente al planteamiento plano de épocas pasadas, donde estábamos constreñidos por un formato que nos convertía en oyentes o lectores pasivos, las nuevas tecnologías no sólo nos han facilitado el acceso a muchos medios diferentes, sino que permiten comentar las noticias casi en tiempo real, compartir las reflexiones propias y conocer las opiniones de otras personas que ni siquiera pertenecen a nuestros círculos cercanos.

Sin embargo, en algunos de esos comentarios a veces leo frases que me ponen los pelos de punta. No es que piense que todo lo que se escriba deba ser políticamente correcto, sino que, por más que lo intente, no consigo ver nada constructivo en esos post. Me cuestiono, por ejemplo, en qué ayuda a los antitaurinos (con cuya causa me identifico plenamente) el comentario de alguien que desea la muerte de un niño enfermo solamente porque quiere ser torero; qué tipo de reivindicación pretende plantear quien publica un tuit explicando sus paranoias sexuales con una persona que acaba de morir; dónde está la aportación a la sociedad del chiste sobre la incalificable actuación de una reportera que pone la zancadilla a un refugiado o sobre una violación múltiple… Estos y otros muchos ejemplos me llevan a preguntarme si estamos ante esos “psicópatas online” a los que me refería más arriba, que medran amparados por el endeble anonimato que les proporciona un avatar más o menos ingenioso. Que no se me malinterprete, no pretendo poner ningún límite a la libertad de expresión. Hablo únicamente de que en ese tipo de mensajes sólo puedo ver intención de causar dolor. Y digo también que me parece necesario reflexionar sobre ello porque, independientemente de cómo pensemos cada uno y de nuestras locuras personales, es la capacidad para identificarnos con el sufrimiento ajeno la que nos diferencia de los psicópatas y, por tanto, la que nos hace más humanos, menos bestias.

Blanca Arriola 

https://arriolablog.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s