Dignidad para nuestros mayores

M.Urraburu.   El Fondo Monetario Internacional alerta del riesgo “de que la gente viva más de lo esperado”. Mientras el ministro de financias japonés, Taro Aso, animaba a las personas mayores a “darse prisa y morir” para dejar de ser una carga para el Estado. Y, nos preguntamos: ¿ para qué sirven tantos avances científicos si lo que  quieren es quitarnos la dignidad y la vida, a medida que vamos envejeciendo?.

Según Innobasque, Euskadi está envejeciendo muy rápidamente. El 41% de nuestra población activa es mayor de 45 años. Se estima que, el 25% de la población vasca tendrá en  el 2.025 más de 65 años. La edad comienza a ser, por lo tanto, una variable a tener en cuenta. El envejecimiento  de nuestra población no está generando la dedicación que merece y, va a tener consecuencias que van a tener que encontrar nuevas  formas de vida. Es decir, el envejecimiento de la población puede poner en cuestión la “sostenibilidad del sistema”.

Según Innobasque, las políticas de desarrollo de nuestro país han tenido como meta el crecimiento económico y el incremento en la productividad.  Y, en este sentido, las personas mayores han sido olvidadas, siendo vistas como económicamente dependientes y pasivas, incluso como una traba para la prosperidad.

En el ámbito laboral, la edad ha sido considerada una variable en el ajuste; por lo cual, los trabajadores mayores deben salir del mercado laboral y “ dejar sitio” a los jóvenes, con la idea de que ellos, por si solos,  son capaces de aportar el dinamismo y la motivación que dicen, necesitan nuestras empresas. ¿Creen ustedes que nuestras empresas estén valorando en sus contrataciones, que la perdida de capacidades por la edad comience a aplicarse  ya, a los trabajadores de 40 años?.  Vamos a ver: ¿demasiado viejo para trabajar? o ¿demasiado joven para jubilarse?.

Los alemanes lo tienen más claro, dicen que, “van a rejuvenecer sus plantillas sin haber pagado ni un euro por la adquisición de los conocimientos de sus nuevos trabajadores, que son nuestros jóvenes. ¡Cuánto dinero invertido en nuestras universidades para la formación de nuestros hijos y para que luego se aprovechen otros !.

Mientras aquí permitimos una pérdida de conocimientos y experiencia, desde Europa nos llegan recomendaciones de apoyo a una vida profesional más dilatada y una jubilación más tardía.

Tal como dice Adecco en su “Libro Blanco”, es hora de gestionar la edad, la clave no es la edad, sino la carrera profesional. Los Gobiernos de Finlandia y de Holanda han aplicado con éxito esta estrategia y se sitúan entre los países más exitosos de Europa por sus avances en la prolongación de la vida laboral.

Vamos a ver: si terminamos una carrera superior a los 25 años y los empresarios nos dicen que la pérdida de capacidades por la edad comienza a los 40 años qué futuro nos espera.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s