Tres minutos de aplausos para Carmen Sarmiento

Julio Flor / Amaia Goikoetxea

AMAIA Y JULIO CON CARMEN

Los periodistas Julio Flor y Amaia Goikoetxea con Carmen Sarmiento el pasado 8 de marzo, tras la entrega del Premio Clara Campoamor en Madrid.

El pasado 8 de marzo, la periodista Carmen Sarmiento, reconocida por su quehacer profesional con varios premios nacionales, recibía de mano de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el premio Clara Campoamor a su lucha por la igualdad de mujeres y hombres, llevada a cabo en documentales, conferencias y libros. Sin olvidar todas las entrevistas (cientos) que Carmen ha concedido gustosa a periódicos, televisiones y todo tipo de radios, de alcance nacional y local.

Entre los invitados de Carmen, en el Día Internacional de la Mujer, nos encontramos dos periodistas vascos, Amaia Goikoetxea y quien suscribe, Julio Flor, que hemos tenido la alegría de recoger para Kazetariak el discurso íntegro que nos puso en pie el 8 de marzo en uno de los salones del Ayuntamiento de Madrid, abarrotado por algo más de 200 personas que celebramos con Carmen el Premio Clara Campoamor, que murió en el exilio, y cuyos restos están por cierto enterrados en el cementerio de Polloe, en San Sebastián, donde tiene plaza, estatua de homenaje y calle. Pero la Campoamor, que ha dado nombre en Bizkaia a varios grupos de mujeres feministas, también tiene calle en Bilbao.

“Recibo el Premio Clara Campoamor en nombre de tantas mujeres luchadoras africanas, asiáticas, latinoamericanas, indígenas, afroamericanas, mujeres afganas invisibles bajo los burkas, ese odioso velo que oculta a las mujeres… Me siento una mujer del sur de Europa, esa Europa que es también la Europa de las mujeres y los hombres emigrantes y refugiados de otros continentes. Este reconocimiento me anima a continuar trabajando por los marginados, los desheredados y en especial por las mujeres excluidas entre los excluidos de la tierra. Para que así las mujeres dejemos de ser el sur de todos los nortes, el sur de los hombres, el sur del mundo”, nos dijo una emocionada Sarmiento.

Por su parte, la generosa Manuela Carmena apenas utilizó 20 segundos para decir: “Igualdad, sí, imprescindible, pero con actitudes diferentes. El mundo necesita feminismo”.

Pero leamos a continuación las palabras los que nos leyó Carmen Sarmiento. Verbos y sustantivos de una periodista feminista laureada y querida por varias generaciones de periodistas, tanto mujeres como hombres:

Premio Clara Campoamor 2017

Buenos  días, en primer lugar mi más profundo agradecimiento al Ayuntamiento de Madrid,  a Manuela  Carmena, a Marta Higueras  y a todas las mujeres que han hecho posible este premio. También a todas y todos los que me acompañáis  en este acto.

Esta distinción  me emociona especialmente por ser  un galardón feminista. Tenemos voz como ciudadanas porque  Clara Campoamor  defendió el derecho inalienable de la mujer al voto, lo que le enfrentó a su propio partido Radical. Murió en el exilio sin ser testigo del voto de las españolas.

La historia está llena de mujeres que han sido ignoradas y olvidadas. Muchas de ellas pagaron con el exilio y otras  con la propia vida su lucha por la libertad.

Es imposible mencionar  a todas las que estáis aquí y lo merecéis. Quiero rendir un brevísimo homenaje a aquellas mujeres que me precedieron en la lucha por la igualdad.  Como sabéis Concepción Arenal tuvo que vestirse de hombre para poder estudiar Derecho en la Universidad Complutense .

Emilia pardo Bazán fue la primera mujer en ocupar una cátedra de literatura. Su marido le pidió que se retractase de su libro “La cuestión palpitante”. No lo hizo y se separó de él.

La periodista  Carmen de Burgos  fue la primera corresponsal de guerra que escribió para el Heraldo de Madrid sobre la guerra de África. Hizo campañas periodísticas a favor del divorcio y el voto de la mujer.

María de la O Lejárraga fue  pedagoga,  periodista y fundadora de sociedades en defensa de la mujer. Bajo su tutela estuvieron cientos de niños refugiados en la guerra. María fue víctima de la traición y el abandono de su marido, pero ella siguió escribiendo comedias y ensayos que el firmaba y representaba con su nombre.

Pero  es imposible mencionar aquí a todas las que se lo merecen. Termino por lo tanto con María de Maeztu pionera de la pedagogía y la liberación de la mujer en España. En 1915 fundó la Residencia Internacional de Señoritas, primer centro oficial de carácter universitario que se organizó en nuestro país.

María dijo ” soy feminista, me avergonzaría no serlo porque creo que toda mujer que piensa debe sentir el deseo de colaborar como persona en la obra total de la cultura humana”.

Hoy me emociona veros a todas vosotras, las mujeres de mi generación, que tan abnegadamente continuáis en la lucha. Y también  me produce profunda satisfacción comprobar que las mujeres jóvenes estáis ahí, en las redes sociales, combatiendo el sexismo.

Un premio es una fiesta para quien lo da, quien lo recibe y quien acompaña, por  lo tanto estoy profundamente contenta. Lo cual no significa que olvide nuestra realidad cotidiana.

Según la Organización Mundial del Trabajo las mujeres trabajamos las dos terceras partes de las horas trabajadas en el mundo, percibimos el 10% de los ingresos y poseemos tan sólo el 1% de los bienes de la tierra, entre los que se encuentran los electrodomésticos, es decir nuestras cacharritos de cocinar.

 A lo largo de nuestras vidas las mujeres hemos hecho  trabajo gratuito para los demás cuidando de nuestros padres, cocinando a nuestros compañeros,  criando a nuestros hijos. Horas que no son pagadas y apenas reconocidas.

La sociedad continúa  considerando que las excedencias laborales por cuidado de hijas e hijos es cosa de mujeres. Los hombres casi nunca las reclaman. En estos momentos en el Congreso hay una proposición de ley promovida por la Ppiina  que propone que los permisos por maternidad y paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al cien por cien. De esta manera las mujeres tendrán menos dificultades en el mundo laboral y los hombres podrán disfrutar también del cuidado de  sus hijos.

El crimen más universal es la violencia contra las mujeres, aquella que sufren las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Según la Organización Mundial de la Salud la violencia contra las mujeres es un problema de salud global . En el último año 13 millones de mujeres sufrieron violencia física en los 28 estados miembros de la Unión Europea . 3,7 millones fueron violadas  y 9 millones de mujeres fueron víctimas de acoso.

Si miramos más allá de Europa, nadie sabe cuántas mujeres han sido asesinadas en México. En los últimos seis años se han empezado a contabilizar en Ciudad Juárez donde ascienden a 6000 las mujeres y niñas asesinadas, todas ellas recordadas  con cruces muy humildes

Las cifras hablan por sí solas. En el mundo somos 100 millones menos de mujeres de las que podríamos ser.

En Rusia una mujer es asesinada cada 40 minutos. En Argentina se produce un crimen machista cada 30 horas. El Salvador es el país que tiene la mayor  tasa de mujeres asesinadas. El año pasado fueron 452  las víctimas. Aunque  es imposible aquí y ahora continuar con esta brutal estadística no puedo ignorar  los datos de nuestro país. En España son asesinadas cada año entre cincuenta y ochenta mujeres.

Desde  2003  han sido asesinadas 886  es decir  más  víctimas  que las  que causó el terrorismo de ETA.

Este año ha tenido un comienzo negro, en dos meses  han sido asesinadas 16 mujeres. Mueren víctimas del feminicidio es decir mueren asesinadas por el hecho de ser mujeres, porque no pusieran la sopa suficientemente caliente porque se negaron hacer el amor, bueno a tener un coito forzado .Mueren porque quisieron separarse porque dijeron ¡NO, BASTA YA¡  es decir mueren por  el hecho de ser mujeres que se enfrentan al poder sexista. Las mujeres mueren asesinadas, y a veces también sus hijos, fundamentalmente a manos de sus maridos o compañeros sentimentales.

Un  grupo de mujeres  de la Asociación Ve la Luz lleva 27 días en huelga de hambre en la Puerta del Sol   para exigir   al Gobierno que firme un pacto de Estado para acabar con el terrorismo machista.

Por  fortuna, cada vez en más rincones del mundo, las mujeres hacemos saber que, sin la participación de las mujeres, no puede haber derechos humanos. Hoy mismo se está celebrando un Paro Mundial de Mujeres como bandera de lucha en el camino de la igualdad.

Es cierto que en algunos lugares del mundo disfrutamos de niveles de libertad que no se tenían en épocas anteriores,  y que en países  como España tenemos ya la capacidad de controlar  nuestras propias vidas .

La sociedad civil y las feministas en particular debemos estar alerta para que no nos arrebaten los logros obtenidos en los últimos años, no olvidemos que tras una época de éxitos en el ámbito de los derechos de las mujeres suele producirse una virulenta reacción del patriarcado.

¿Por que  quien de las que estamos aquí,  aunque pertenezcamos a distintas generaciones, no ha sufrido en  algún momento de su vida discriminación y marginación por su edad, su opción política o religiosa,  su origen racial o su orientación   sexual?

 Pese a todas las cifras dramáticas que he enumerado, las mujeres sabemos mantener nuestra capacidad lúdica, así que disfrutemos de un acto como este de solidaridad entre mujeres.

Como me siento un poco de todas partes y creo que lo que soy, está en función de las mujeres extraordinarias que he conocido en el largo viaje de mi vida,  quiero recibir este premio en nombre de tantas mujeres luchadoras africanas, asiáticas, latinoamericanas, indígenas, afroamericanas, mujeres afganas invisibles bajo los burkas, ese odioso velo  que oculta a las mujeres.

Quiero terminar diciendo que me siento una mujer del sur de Europa esa Europa que no podemos olvidar es también la Europa de las mujeres y los hombres emigrantes y refugiados  de otros continentes. Este reconocimiento me anima a continuar  trabajando por los marginados, los desheredados y en especial por las mujeres excluidas entre los excluidos de la tierra. Para que así las mujeres dejemos de ser el sur de todos los nortes, el sur de los hombres, el sur del mundo.  Muchas  gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s