Milimetroa / El milímetro

Txuskan Coterón. Oposizioak kritikatutako ekintza politiko bat justifikatzeko ustezko intentzioaz, Andaluziako Juntako Justizia aholkulariari ez zaio beste edozer okurritu berari leporatzen zaionaren errua bitartekariari, hau da, kazetariaren irudiari botatzea baino esaldi xelebre hau zuzenduz “zientzia ozeano bat sakontasun milimetro batekin”. Esaldi hau ez da taberna edo korridoreetan esaten den komentario bat, ez, Andaluziar Legebiltzarreko batzorde batean esandako esaldia da.

Andaluziako Kazetarien Elkargoak,  bere elkargokideen ordezkapenean, aholkulariari bere hitzen “zuzenketa publikoa eta berehalakoa” eskatu dio eta “bere kudeaketa defendatzeko hiritarren Informazio Eskubidea bere lanarekin defendatzen dutenak eraso behar baditu, Adierazpen Askatsunaz eta Inforamazio Eskubideaz duen iritziaz ez du ezer onik esaten. Eta noski, kazetaritza ogibidearen eta komunikabideen lanaren inguruko ezjakintasun sakona adierazten du”  gogoratu dio baita ere. Dena, nahiko argi, labur eta zehatz.

Bada, aipatutako aholkulariak ohar honen ingurukoak nahi izan duen moduan ulertu du eta azaldutako puntu guztietatik “berehalakotasunean” geratu da. Zer egin du? Twitter bidez barkamena eskatu. Hau da, bere hitzak egoitza ofizial batean esaten ditu, non komunikabideetan lan egiten duten profesionalen taldea gutxiesten duen eta, gizon honek bere burua bidezkoa dela uste duelakoan, bere barkamenak 140 karaktere baino ez dituen microblogging zerbitzu batean bidaltzen ditu. Badaukagu Donald Trumpen ikastuna, eta oraindik ere ikustekoak ditugu…!


Txuskan Coterón. Con la presunta intención de justificar una acción política criticada por la oposición, al consejero de Justicia de la Junta de Andalucía, no se le ha ocurrido otra idea que echar la culpa de lo que se le acusa al intermediario con la ingeniosa frase, referida a la  figura del periodista, como “un océano de ciencia con un milímetro de profundidad”.  Esta frase no es un comentario de bar o de pasillo, no,  está dicha en la misma sede del Parlamento andaluz, durante una comisión parlamentaria.

El Colegio de Periodistas de Andalucía, en representación de todos sus colegiados y colegiadas, ha requerido del consejero una “rectificación pública e inmediata” de sus palabras, no  sin antes recordarle que “si  para defender su gestión, necesita  atacar a quienes defienden con su trabajo el Derecho a la Información de la ciudadanía, dice muy poco bueno sobre su opinión respecto a la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información. Y por supuesto, demuestran un desconocimiento profundo de la profesión periodística y el trabajo en los medios de comunicación”. Todo, bastante claro, conciso y concreto.

Pues bien, el mencionado consejero ha entendido lo que ha querido de esta nota y de todo lo expuesto solo se ha quedado en lo de “inmediato”. ¿Qué ha hecho?, mandar sus disculpas por Twitter. Es decir, él se pronuncia en una sede oficial, donde menosprecia al conjunto de los profesionales de la información que publican sus trabajos en medios de comunicación y, este señor que debe creer  que es equitativo, lo hace   enviando sus excusas en un servicio de microblogging de no más de 140 caracteres. ¡Ya tenemos un aprendiz de Donald Trump, lo que nos queda por ver…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s