Las antorchas de junio

Carmen Torres Ripa. En la iconografía antigua al mes de junio se le representa como un joven desnudo señalando con el dedo un reloj solar. Es el tiempo en que el sol empieza a bajar, por eso lleva en la mano una antorcha encendida como símbolo de la estación que empezará el miércoles, día 21, con el solsticio de verano, la noche más corta del año. Hay muchas leyendas en torno al nombre de este mes. ¿Fue en honor de Julio Bruto, fundador de la republica romana? ¿Fue por la diosa Juno o fue por la Juventud? Me gusta por la Juventud, porque Junio es el mes de los estudiantes. Final del trabajo bien hecho y remordimiento con recuperación por no haber estudiado demasiado. Es el mes de recoger la cosecha.

En las universidades y en los colegios el Gaudeamus igitur hace que alguna lagrima de recuerdos o del momento que se va a vivir, nuble la mirada con melancolía de felicidad. Gaudeamus igitur. Alegrémonos pues, mientras somos jóvenes. Dicen que se desconoce el autor. Incluso había una letra distinta. De brevitate vitae (sobre la brevedad de la vida), en el siglo XIII se cantaba el Gaudeamus en la Universidad de Paris y Johannes Brahms compuso una obertura académica escrita para el doctorado honoris causa de la Universidad de Breslau.

¿Por qué escribo del Gaudeamus igitur? Además de por ser junio y porque me encanta la letra (dicen que muchos coros no lo interpretaban entera por no ser “políticamente correcto”) es porque acabo de vivir de nuevo todas las sensaciones que implican este himno universitario. Mi nieto Pablo se ha graduado en el colegio americano, con toga negra y gorro plano, como se veía en las películas americanas. Cuando oí su nombre con las notas del Gaudeamus Igitur, me emocioné.

Gaudeamus igitur (Alegrémonos pues),

 iuvenes dun sumus (mientras seamos jóvenes).

 Post iucundam iuventutem (Tras la divertida juventud)

 post molestam senectutem (tras la incóomoda vejez),

nos habebit humus (nos recibirá la tierra)

Dicen que siempre se canta en latín y casi nadie sabe lo que dice, unas palabras tan llenas de vida y eternidad son muy difíciles deentender en un momento de euforia estudiantil.

 Ubi sunt qui ante nos (¿Dónde están los que antes que nosotros)

In mundo fuere?(pasaron por el mundo?)

 

Dicen que si se desea muy fuerte algo se cumple. Pablo lo ha conseguido.

Disculpen mi emoción y falta de objetividad. Es mi nieto.

Gaudeamus igitur

 Vivat Academia (Viva la Universidad),

 vivant los porofessores (vivan los profesores).

Vivant membrum quodlibet (Vivan todos y cada uno)

 Vivant membra quaelibet (de sus miembros)

 Semper sin in flore (resplandezcan siempre).

Pereat tristitia (Muera la tristeza),

pareant osores (mueran los que odian)./

Pereat diabolus (Muera el diablo),

quivis antiburschius (Cualquier persona en contra de los     estudiantes),

atque irrisores ( y quienes se burlan).

Vamos caminando por junio con sus alegrías y nostalgias y con el himno Gaudeamus igitur, Alegrémonos pues.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s