Miralda MADEINUSA en Bilbao

image002

Miralda corre por todo el mundo para recrear
el viejo ritual de la celebración. Con sus actuaciones
tiende a restaurar la fiesta en torno a la comida,
pero con calma y serenidad disciplinada. (Umberto Eco)

 

NICO DEL VAL

Con el titulo Miralda MADEINUSA, hasta el 1 de octubre, podemos degustar la exposición que recupera y reconstruye en Bilbao algunas de las obras y actividades realizadas por Antoni Miralda (Tarrasa, 1942) en ciudades estadounidenses como Nueva York, Kansas City, Miami o Houston, entre principios de los años setenta y finales de los noventa.

La exposición ha sido organizada por el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), en donde se pudo ver, en formato ampliado, entre los meses de octubre y marzo. Las piezas que han llegado a Bilbao se reparte entre la Sala de exposiciones de Azkuna Zentroa (antigua Alhóndiga) y el Museo de Reproducciones Artísticas de la calle San Francisco.

En esta ocasión, el componente participativo, característico de la obra de Miralda, queda limitado a una oferta de pintxo-cócteles y a un pasacalles+cena que se celebrará el 14 de septiembre en colaboración con la red Sarean y Food Cultura. Los pintxo-cócteles (5€) son elaborados por el equipo del restaurante Yandiola que dirige Ricardo Perez pero también han sido ideados por cocineros como Aduriz, Elena Arzak, Subijana, Atxa, Alija y Lomana. Además, con motivo de la inauguración en el  Museo de Reproducciones se celebró una degustación de comida africana y están programados talleres de comida cubana (13 julio) y de Kizomba/Afro House (24 septiembre).

image004

Recreación de  El Internacional de Nueva York (1984-1986)            FOTO: NICO DEL VAL

Milanda vive entre Miami y Barcelona dedicado al FoodCulturalMuseum un proyecto en permanente desarrollo que centra la atención en la comida y sus implicaciones sociales, económicas y artísticas. La fundación aspira a convertirse en un lugar de encuentro e intercambio y dispone de un almacén en la ciudad condal en el que concentra el amplio archivo acumulado por el artista sobre el tema de la diversidad gastronómica y su vínculo con los ritos, tradiciones y creencias de las distintas culturas. En otoño, con motivo del Día Mundial de la Alimentación, organiza la fiesta de St. Stomak (patrón del equilibrio metabólico y maestro de la convivialidad) en el popular mercado de La Boquería.

image005

Antoni Miralda en la inauguración de la exposición

A lo largo de su trayectoria, Miranda, ha realizado numerosas instalaciones y festejos en torno al ceremonial de la comida como objeto de creación artística, utilizando un lenguaje inconformista, barroco y kitsch con el que pretende acercar el arte a los ámbitos más lúdicos de la vida. Muchas de sus obras son claras propuestas a la fiesta, el juego y la participación colectiva. “El tópico festivo-carnavalero con el que se me ha identificado –advierte el artista– es una de las etiquetas en las que no me reconozco. Sé que mi obra no tiene una pinta seria, pero su mensaje va más allá del puro divertimento”.

 A partir del archivo personal del artista, el comisario de la exposición Vicente Todoli (exdirector de la Tate Modern de Londres y actual presidente de la Comisión Asesora de Artes Plásticas del Centro Botín de Santander) ha puesto al alcance del público una selección de vídeos, fotografías y dibujos que ayudan a conocer la obra de  Miralda.“Son piezas históricas –señala el artista– no tiene ningún sentido presentarlas como obras contemporáneas. Todoli ha visto interesante presentarlas una vez más pero de forma diferente y espero que la  gente joven pueda darse cuenta de las posibilidades que ofrece trabajar el arte en el espacio público. Para eso sirven este tipo de exposiciones; para que los nuevos vean lo que se ha hecho y se animen a ampliar la perspectiva. El resto ya es historia. Está en los catálogos”.

Según Miralda, los artistas tienen que ser comunicadores, entrar en contacto con la realidad y con el medio en donde están. Su afán sigue siendo el de comunicar  la historia culinaria organizando fiestas y rituales que se muevan entre los  conceptos de performance y happening. “Empecé a trabajar con la comida a finales de los años sesenta. No soy ni cocinero, ni historiador. Lo que hago como artista es trasmitir ideas cotidianas y domésticas. Me interesa el ritual, la iconografía, pero para despertar la participación del público solo hay que invitar y compartir. Lo importante de la comida es que tiene que ver con cosas tan contemporáneas como ancestrales”.

 image007Dos de los altares de la obra Santa Comida                                            FOTO: NICO DEL VAL

Los organizadores de Miralda MADEINUSA coinciden en que la obra titulada Santa Comida es “sin duda” la más completa de las presentadas hasta ahora; se expone en la planta superior del Museo de Reproducciones Artísticas de Bilbao, que está cogiendo el intenso olor a bacalao en salazón que emana del medio centenar de bacaladas colgadas junto a los altares levantados en honor a varias divinidades orisha de la religión Yoruba y a sus sincretizaciones católicas, cubanas y brasileñas. La instalación forma parte de la colección propia del MACBA que en su reciente exhibición en Barcelona estuvo acompañada de un gran tapiz confeccionado con telas africanas que fue presentado en el FOOD Pavillon de la Expo 2000 de Hannover , en donde Miralda ideó el proyecto Food Cultura que años después daría paso a FoodCulturaMuseum.

 image009Santa Comida en el Museo de Reproducciones de Bilbao                       FOTO: NICO DEL VAL

 A la exposición de Bilbao tampoco ha llegado Honey Proyect, uno de los proyectos más desbordantes desarrollado por  Miralda entre 1986 y 1992 con el argumento de una boda imaginaria entre la Estatua de la Libertad de Nueva York y el Monumento a Colón de Barcelona. Las exhibiciones del ritual contaron con la complicidad de miles de participantes y la implicación de más de veinte ciudades de todo el mundo. El proyecto llegó a representar a España en la Bienal de Venecia de 1990. Por cierto, Miralda también está presente en la actual bienal veneciana gracias a la proyección de una película sobre algunas de las actividades desarrolladas entre 1969 y 1971 por el colectivo Los Catalanes de París del que formo parte junto a los también artistas conceptuales Joan Rabascall, Benet Rossell y Jaume Xifra. La dirección de la Bienal de Venecia ha contado con la colaboración de la francesa Dorothée Selz y su presentación fue acompañada de un nostálgico ceremonial en el que el público pudo degustar montañas de alimentos coloreados.

image011Breadline y Macaroni Landscape                                                            FOTO: NICO DEL VAL

 Dentro de la Sala de exposiciones de Azkuna Zentroa destaca la recreación de Breadline, un gran muro de barras y rebanadas de pan de molde coloreado que se presentó hace cuarenta años en el Museo de Arte Contemporáneo de Houston y que en Bilbao va acompañado de la serie fotográfica Macaroni Landscape que incluye textos sobre el simbolismo del color en distintas culturas. La exposición también recrea uno de los espacios del restaurante El Internacional creado por  Miralda  en 1984 y que durante dos años fue uno de los referentes artísticos del barrio neoyorquino de Tribeca en el sur de Manhattan. Experiencia, junto a su compañera y chef Montse Guillén, que tendrá continuación con el restaurante Bigfish Mayaimi de Miami, a mediados de los noventa, y con la coctelería  Happy Hour Moveable Mixer de Basilea (2001).

image014El Internacional(1984)

Antoni Miralda estudió en la Escuela Textil de Tarrasa, con veinte años se traslada a París y empieza a trabajar como fotógrafo de moda para la revista ELLE. Es en la capital francesa en donde encaminó sus inquietudes artísticas  hacia el universo de la comida y sentó las bases de su método de trabajo participativo. Sus propuestas, siempre alrededor de lo comestible, comenzaron a incidir en los espacios públicos proponiendo performances sociales de contenido ritual y analizando el comportamiento de los individuos entorno a la comida y a los banquetes abiertos a la participación. Pero será en Nueva York en donde el artista encontró el catalizador y el ambiente propicio para desarrollar su apuesta por una obra ceremonial y colectiva que prime el espacio público, el humor y la convivencia. “Fue en Nueva York en donde encontré amplios campos por explorar, con más materia, mas textura y, sobre todo, más aire”. Miralda se convierte en un defensor del medio nutricional y todo lo comestible pasará a formar parte de sus obsesiones creadoras.

image015FOTO: NICO DEL VAL


Azkuna Zentroa

Horario de la Sala de exposiciones

Lunes cerrado.

Martes a jueves y domingos: 11:00-20:00h.

Viernes, sábados, festivos y vísperas de festivo: 11:00-21:00h

Pintxo-coctel (jueves, viernes y sábados a partir de las 19:30)

Plaza Arriquibar, 4  Bilbao

944 014 014

http://www.azkunazentroa.eus/az/cast/ 


Museo de Reproducciones de Bilbao

Lunes cerrado

De martes a sábados. 10:00-13:30 / 16:00-19:00

Domingos: 10:00-14:00

Conde Mirasol 2  Bilbao

946790255

http://www.bilbokoberreginenmuseoa.eus/es/


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s