Ereduzko informazioa / Una información ejemplar

Portadas del 18 de agosto de los periódicos ‘El Correo’ y ‘Deia’

Txuskan Coterón. 2017ko uda honetan ez da lehorte informatiborik egon. Ez da beharrezkoa izan hemerotekara joatea efemerideak gogorarazteko edo Ness Lakuko munstroa berpizteko. Abuztuko hilabeteak oso garrantzia handiko berriak izan ditu zeintzuek egunkarietako orriak eta irrati-telebista kateetako minutuak bete dituzten, ikasturtearen erdian izango bagina bezala.

Katalunian burututako eraso terrorista beldurgarria komunikabideen atentzio-foku nagusia izan da. Gizarteari gertaera honen inguruan helarazi zaion informazioa apartakoa izan dela iruditu zait, nahiz eta batzuek sare sozialetan egunkarietako lehen orrialdeak kritikatu dituzten bere “gordintasuna” dela eta Bartzelonako Rambletan izandako erasoko biktimak agertzen ziren argazkiak erakusterako orduan. Baina niri ereduzkoak iruditu zaizkit. Erasandako pertsonen intimitatea biziki zaindu egin da, baina gertatutakoaren irudi perfektua eman dute. Baina, zer espero zuten komunikabide gehienek erakutsitako informazioen aurrean altxatu direnek? Katutxoen argazkiak? Egunkarietako azalak beltzean agertzea? Agintariren baten -penazko aurpegia-  argazkia eta azpian eguneko esaldiarekin egindako titularren bat?

Aipatutako sare sozialetan eta mugikorretan ere gordintasun esanezinezko eta lotsagarriak ziren argazkiak helarazi ziren. Lortu nahi zutena gertatutakoaren inguruko ideia zehatza eta arina ematea bazen, beldurra, gorrotoa eta morboa presente izatea lortu zuten. Era berean gorrotoa, arrazakeria eta indarkeria haundiagoa eraginez. Komunikabideek informazioaren profesionalen garantziaren balioa haunditu zuten bertan gertatutakoaren inguruko informazioak, argazkia, titularrak, analisiak, etab. zorroztasunez aukeratzeko orduan.

Gertaera bat eman den lekuan mugikorra duen pertsona bat, biktima bat da edo telefono bat duen kuxkuxero bat, horixe soilik, inoiz ez kazetari bat.

Eraso honetatik eratorri diren beste gaiak: Barztelonako manifestaldia, arduradun politikoek komunikabideei egindako salaketak, gobernu zentralak eta katalanak erasoa tresna politiko bezala erabili izana, etab. Kazetariaken hurrengo aleetan jorratuko ditugu.

Ongi etorriak ikasturte berrira.


Txuskan Coterón. Este verano de 2017 no se ha significado por ser un tiempo de sequía informativa. Ya no hace falta tirar de hemerotecas para recordar efemérides o resucitar al monstruo del Lago Ness. El mes de agosto ha contado con algunas noticias de gran calado que han llenado páginas y minutos de informativos de radio y televisión, como si estuviéramos en medio del curso.

El terrible atentado terrorista perpetrado en Catalunya ha sido el principal foco de atención mediática. La información que se ha dado a la sociedad sobre este suceso, me ha parecido extraordinaria, a pesar de algunos que han criticado (en las RRSS)  las primeras páginas  de los periódicos por su “crudeza” en la publicación de fotografías demasiado explícitas, a la hora de mostrar a las víctimas, en el lugar del atentado ocurrido en Las Ramblas de Barcelona.  Sin embargo, a mi me han parecido ejemplares. Se ha  cuidado muchísimo la intimidad de las personas afectadas, pero dando la imagen perfecta de lo sucedido.  Pero, ¿qué esperaban quienes se han soliviantado ante la información ofrecida por la mayoría de los medios de comunicación? ¿fotos de gatitos? ¿portadas en negro?¿ la imagen de algún mandatario, con cara de pena, debajo de un titular con su frase del día?…

En las mencionadas RRSS  y en lo móviles se distribuían imágenes de una crudeza indecible y vergonzosa. Si lo que pretendían era dar la idea exacta e inmediata de lo ocurrido, conseguían que el miedo, el horror  y  el morbo se hicieran presentes.  Provocando, a su vez, odio, racismo y más violencia.   Los medios de comunicación revalorizaron la importancia de los profesionales de la información a la hora de seleccionar, con rigor, con responsabilidad y con el correspondiente análisis de todo lo allí ocurrido, cada información, cada fotografía, cada titular…

Una persona, con un móvil en el lugar de un suceso, es o una víctima o un curioso con teléfono, solo eso, nunca un periodista.

De los otros temas derivados de este atentado: la manifestación en Barcelona, las acusaciones  a medios de comunicación por parte de responsables políticos, la utilización política por parte de los gobiernos central y catalán del atentado, etc., lo iremos tratando en próximos números de Kazetariak.

Bienvenidos al nuevo curso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s