Nafarroa es ya referente internacional en biomedicina de la mano de 3P Bio

La compañía, con sede en Noain, cumple diez años en los que ha conseguido desarrollar más de 55 moléculas diferentes

bin_23788842_con_12672981_17462_1.jpg

 

Nekane Lauzirika, DEIA

IRUÑEA – “El trabajo de 3P Biopharmaceuticals es estar continuamente inventando, innovando para nuestros clientes, esforzándonos para saber lo que precisa en cada momento. Éste es uno de los elementos que han hecho de 3P Bio un modelo de éxito. En estos últimos diez años hemos conseguido desarrollar más de 55 moléculas diferentes. Pero nuestros logros no serían tal si no fuéramos una compañía de talento, con un equipo humano joven y entusiasta con una media de edad de 32 años, -con más de 35 clientes en 15 países diferentes-”, explica con firmeza Dámaso Molero, director general de 3P Biopharmaceuticals que, el pasado 12 de setiembre, celebró en la catedral de Pamplona su décimo aniversario, transformada en un centro de referencia biotech para el mercado europeo y americano “y que ha situado a Navarra en una Comunidad puntera de la biomedicina internacional”, subraya Molero, mezcla de satisfacción por un trabajo bien hecho y orgullo por el esfuerzo de todo el equipo humano de 3P que ha dado sus frutos.

La compañía, con sede en el polígono Mocholí (Noain), se ha especializado en el desarrollo de procesos de producción de fármacos biotecnológicos y “al mismo tiempo que entregamos a nuestros clientes distintas cantidades de materia prima, de diferentes niveles de calidad, para que puedan hacer el desarrollo del fármaco”, explica didácticamente Dámaso Molero. En definitiva, el centro les ofrece soluciones de desarrollo de procesos y fabricación GMP en todas las etapas de elaboración del biofármaco: desde las fases iniciales de investigación, preclínicas y clínicas hasta fases comerciales.“Estamos en continua innovación para llegar a la proteína o la molécula que nos pide nuestro cliente”, apostilla Molero.

En el aniversario del centro biotecnológico, en el que se dieron cita clientes de diferentes partes del mundo, miembros de la Junta Directiva de Asebio (Asociación Española de Bioempresas), socios, entidades financieras, medios de comunicación y miembros del Gobierno foral-, Molero trasladó la apuesta del centro a futuro que pasa por mejorar su posición en el mercado generando valor para sus socios, empleados y para la Comunidad navarra.

ACTIVO ESTRATÉGICO Enrique Ordieres, presidente del Grupo Cinfa y 3P, en la misma línea que Molero se refiere al leitmotiv que guía a las dos empresas: “que todas las personas puedan acceder a los avances que conllevan los fármacos de última generación, entre los que se incluyen los fármacos biotecnológicos”.

Con una costosa tecnología y un equipo humano de alta cualificación en un periodo de dos años, desde 3P Biopharmaceuticals son capaces de entregar al cliente tres cosas: un banco celular, con el que se van a llevar a cabo todas las producciones del fármaco para siempre; un proceso bastante bien definido, así como toda la materia prima que el cliente ha precisado para ir haciendo la toxicología, la preclínica y pueda hacer los estudios clínicos. “Damos un servicio integral para el llevar a cabo los procesos y fabricación de productos biofarmacéuticos de fermentación microbiana y cultivo de células de mamíferos”, apunta.

En 3P Bio están trabajando con biosimilares, que son los equivalentes a los genéricos pero en el mundo biotecnológico. Realizan también productos de terapia celular. “Una unidad de negocio en la que hemos construido bancos celulares y productos de células madre cardíacas, que se van a aplicar en los centros hospitalarios en infartados de miocardio; se está testando ya en pacientes. El objetivo de este tratamiento es que a una persona que tenga una parte del corazón muerto se le pueda regenerar con tejido cardíaco. Somos pioneros en España en este tipo de productos”, dice con indisimulada satisfacción Molero.

VISIÓN INDUSTRIAL En los centros de investigación del Estado -hospitales, clínicas…- están llevando a cabo estudios punteros en células madre, al mejor nivel internacional. “Pero lo innovador, lo que aporta 3P Bio es que hemos conseguido hacer los procesos con visión industrial. No existen en el mundo fábricas de medicamentos basadas en terapia celular. Ése es/era nuestro objetivo. Tenemos la gran ventaja de que la ciencia básica en España en células madre es realmente buena. Quizás lo que falta todavía -en lo que habría que incidir- es en acercar más los proyectos de ciencia pura a los proyectos tecnológicos y empresariales”, dice con convencimiento Dámaso Molero.

aniversario-3P-Biopharmaceuticals.jpg

En la empresa de Noain gestan además factores de crecimiento para tratamientos anti-edad. “Una de las características más importantes de la empresa es que podemos ofrecer un extenso abanico de distintas tecnologías”. Pero 3P Biopharmaceuticals no es meramente una fábrica ya que están inventando continuamente procesos, formas de producir proteínas “y eso nadie lo ha hecho hasta ahora”.

En el mundo de la biotecnología hay una ventana de oportunidad similar, aunque a otra escala, a la que se dio hace unos años con los medicamentos genéricos. “Estamos empezando por ejemplo con un fármaco innovador, un anticuerpo monoclonal contra la psoriasis, o digamos para enfermedades como el alzheimer u otras degenerativas que todavía no tienen solución, pues su desarrollo pueden costar cientos de millones de euros”, señala el director general del centro navarro.

Reconoce que la gestación de un biosimilar -siendo también muy caro- es muchísimo más barato que uno de marca. “Hablamos de entre 50, 100, 150, 200 millones de euros para elaborar un monoclonal. Sin embargo, esto facilitará que los sistemas públicos de salud puedan acceder a financiar esos tratamientos para patologías que hasta hace muy poquito eran incurables y que tienen que ser atendidas porque ya existe la función para ello. Por lo tanto, insiste el director general de 3P Bio, “consumir un biosimilar facilita el acceso a las terapias más avanzadas a un coste muy inferior que el que se ha tenido con los medicamentos de marca”.

EUROPA Y EE.UU. Dámaso Molero detalla que 3P Bio acaba de rubricar un acuerdo de colaboración con la compañía australiana Ondek dedicada al desarrollo de productos inmunomodulares creada por el profesor y Nobel de Medicina 2005, Barry Marshal, co-descubridor del organismo Helicobacter pylori. En concreto, en este proyecto se está ideando y fabricando una nueva molécula que irá destinada a la investigación preclínica y clínica para el tratamiento de enfermedades de origen inmune. “Somos la única empresa que ha sido capaz de idear la citada bacteria H. pylori para afianzar el sistema inmunitario”, sentencia Molero.

La compañía biomédica cuenta con más de 30 clientes -una cifra importante en tan solo diez años de existencia-, el 70% de los cuales provienen de países extranjeros. “Nuestro mercado natural es la Unión Europea (países como Noruega, Francia, Reino Unido, Alemania, Suiza, Bélgica…) y EE.UU., aunque también tenemos clientes en Australia, Hong Kong, México, India, Argentina, Cuba…”.

Entre los retos inmediatos que se fijan en 3P Bio figura su consolidación. “Hemos crecido muy rápidamente en todos los aspectos: inversión, personal, tecnología, clientes, en el acceso a diferentes mercados, a distintos modos de hacer y eso genera dificultades en el propio crecimiento”. Por otro lado, se proponen también adecuar el equipo humano de la compañía y las instalaciones en las que encuentran para seguir consolidando su posición de mercado internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s